Archivo

Sin legislación, el ‘crowdfunding’ genera interés en México

06 febrero 2014 3:35 Última actualización 10 enero 2014 5:45

 [Expertos buscan promover una propuesta legislativa para que las reglas de inversión se relajen / Bloomberg]


 
 
 
Darinka Rodríguez
 
 
A pesar de que aún no está reconocido por las leyes mexicanas, el crowdfunding, o fondeo colectivo, ha logrado captar la atención de algunos inversionistas en nuestro país.
 
Pepe Villatoro, director de la plataforma de fondeo colectivo internacional Crowdfunder en México, indicó que a menos de un año del lanzamiento de su plataforma en nuestro país, éste ya ha logrado cerrar tratos por alrededor de ocho millones de dólares en 12 empresas. “Lo que nosotros estamos haciendo sin un marco regulatorio de crowdfunding en México es optimizar la manera en que se hacen inversiones en etapas tempranas”, dijo a El Financiero.
 
Según la Ley del Mercado de Valores (LMV) y la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV), se considera un inversionista calificado a “la persona que mantenga en promedio, durante el último año, inversiones en valores por un monto igual o mayor a 1’500,000 unidades de inversión o que haya obtenido en cada uno de los dos últimos años, ingresos brutos anuales iguales o mayores a 500,000 unidades de inversión”, apunta.
 

Aun cuando el marco legal no es adecuado para su despegue en México, Villatoro indica que buscan promover una propuesta legislativa para que las reglas de inversión se relajen y se incentiven, desgravando la ganancia en inversiones en proyectos emprendedores y logrando hacer solicitaciones públicas.
 
“En la Era de Internet es un poco ridículo que no se pueda hacer uso de los métodos de distribución digitales para comunicar un anuncio de ronda o levantamiento de inversión por ser ilegal”, dijo.
 
En Estados Unidos se logró consolidar la “Jumpstart Our Business Startups Act” (JOBS Act), firmada por Barack Obama en 2012 que permite fomentar el financiamiento de las pequeñas empresas mediante este esquema.
 

Las ventajas de la colectividad
 
Además de plantearse como una posibilidad donde los emprendedores pueden conseguir fondos, para quien inyecta capital en los proyectos, se dibuja como un esquema que genera ganancias.
 
Luis Castañón, inversionista de la firma y de proyectos como “100% natural” dijo en entrevista que espera obtener un retorno de su inversión en alrededor de tres años.
 
Hay que verla como una inversión a mediano plazo de entre dos a cinco años aproximadamente para empezar a ver réditos”, señaló.
 
Los montos de inversión realizada hasta el momento van de los cinco mil hasta los 250 mil dólares por parte de una sola persona en este tipo de proyectos. Según Villatoro, el ticket promedio en México es de alrededor de 40 mil dólares y el más común es de 25 mil tanto en México como en Estados Unidos.
 
Para Castañón, la inversión no sólo es de capital, sino de tiempo y vinculación en el desarrollo del proyecto.
 
Los riesgos del crowdfunding
 

En nuestro país, el 80 por ciento de las nuevas empresas no pasan de su segundo año de vida, según cifras de la firma PwC México, por lo que la inversión puede quedar anulada si es de mediano plazo.
 
Sin embargo, en Estados Unidos los proyectos dan retornos del 4.5 al 7 por ciento a partir del primer año de inversión en proyectos exitosos. En México, los principales actores de este esquema son fondos de capital de riesgo, algunos inversionistas privados y también áreas de desarrollo de negocio de corporativos.
 
“Cualquier negocio si no se sabe operar va a fracasar, pero es recomendable porque la cartera de empresas es muy robusta”, dijo Castañón.