Archivo

Si te mueres, necesitas estos documentos

06 febrero 2014 6:53 Última actualización 01 noviembre 2013 5:23

[Para ese momento que nadie espera, hay que realizar diversos trámites. / Cuartoscuro] 


 
Miriam de Regil
 
 

¿Qué hacer ante un deceso? ¿Cuáles son los documentos que se necesita tramitar? ¿Ante que autoridades se debe uno presentar?, son sólo algunas de las cuestiones que toda persona deben conocer para evitar que este suceso termine afectando sus carteras y, en general, las finanzas familiares.
 
 

Manuel Ramírez, subdirector de operaciones de las casas funerarias J. García López, señala que, antes que nada, se debe saber que existen dos tipos de fallecimientos: de tipo natural (cuando una persona muere a causa de una enfermedad o por la edad) y la médico legal (que es cuando el deceso lo provocó un factor externo, como un accidente o un asesinato).
 
 
Lo primero que se debe de hacer cuando alguien fallece es tramitar el acta de defunción en el registro civil. Este documento será el vehículo para dar paso a un servicio funerario.
 
 
El experto señala que una copia de esta acta se debe entregar al INEGI para la cuestión de los datos estadísticos de la población; otra copia es para el registro civil, y una más para la Secretaría de Salud que otorga los permisos tanto para embalsamar, cremar o sepultar.
 
 
Todos los trámites deben ser gratuitos y en ocasiones lo único que se paga son los formatos, sin embargo, advirtió Ramírez, puede haber “coyotes” que aprovechando la vulnerabilidad de las personas y lo engorroso que puede significar los pasos anteriores intervienen.
 
 
“Es importante destacar que cuando una muerte se cataloga como médico legal, las gestiones cambian, pues entonces tienen que intervenir autoridades como el Ministerio Público y el servicio médico forense”.
 
 
Agrega que muchas agencias funerarias ofrecen servicios integrales que cubren todos los trámites anteriores, así como asistencia extra en caso de que se requiera.
 

Ejemplifica que en J. García López hay paquetes diversos que van desde el servicio básico integral (24 mil 995 pesos que puede ser cubierto en varias mensualidades) que incluye todos los trámites ante las diferentes dependencias, así como el traslado, una sala para velación, un ataúd, la cremación (si es que se opta por ésta) y una urna, por nombrar solamente algunos de los servicios, a los que se les puede ir sumando otros.
 
 
 
Los detalles
 

De acuerdo con Ramírez entre las cosas que una funeraria puede ofrecer a un cliente se tiene la sala de velación, la cual puede tener, en el caso de la empresa que representa, una capacidad que va desde 20 hasta 250 personas.
 
 
O los ataúdes que pueden ser de metal o de maderas finas, y cuyos precios oscilan entre los 15 mil y los 100 mil pesos.
 
 
También existe la opción, cuando alguien va ser incinerado, de adquirir un ataúd con derecho de uso, el cual servirá sólo para la velación y el cual posteriormente será desechado o reutilizado.
 
 
Por otra parte, las urnas tienen un precio que va de los tres mil 600 hasta los 40 mil pesos.
 
 
Otros servicios que existen son la publicación de esquelas en diarios, video homenajes, semblanzas del difunto, que se suben a la red, así como servicios de flores o religiosos.