Archivo

Si nos van a poner a competir, déjenos trabajar: Lozoya

06 febrero 2014 6:52 Última actualización 20 diciembre 2013 5:52

 [Pemex se saldrá poco a poco de las finanzas del gobierno y operará como una empresa, dijo Lozoya / Braulio Tenorio / El Financiero] 


 
 
Sergio Meana
 
 
Petróleos Mexicanos (Pemex) tendrá que transformarse en una empresa pública de carácter productivo, lo que para Emilio Lozoya Austin, director general de la paraestatal, es un paso hacia adelante en términos de eficiencia, por la menor burocracia que generará el cambio.
 
 
“Petróleos Mexicanos no tendrá que pasar por los mismos pasos burocráticos que teníamos que pasar en las últimas décadas para llevar a cabo los proyectos que requiere, y es importante porque si nos van a poner competir con privados se nos tiene que dejar trabajar rápido, pero transparente”, dijo Lozoya Austin.
 
 
En entrevista con El Financiero, mencionó que dentro de los cambios que conllevará esta reforma el gobierno también tendrá un nuevo papel: el de dueño, en el que decidirá qué dividendos pagar y cuáles no.
 

Pemex poco a poco irá saliendo de las finanzas del gobierno y se manejará como una empresa, es importante porque el gobierno, más allá de ser un fiscalizador como ha sido de Pemex, es decir, dinero que entra dinero que saca, operará como una empresa y el Estado se convertirá en dueño.
 
 
“Invertirá en Petróleos Mexicanos, tendrá utilidades y al final del año el gobierno como dueño decidirá qué dividendos pagar, o no, al Estado mexicano”, aseveró.
 
 

Lozoya Austin descartó la posibilidad de competir con la Comisión Federal de Electricidad (CFE) en la generación de energía.
 
 
“Yo no conozco ningún empresario privado que tenga dos empresas que dentro de su portafolio de inversiones compitan, muy por el contrario estaremos trabajando para alinear los incentivos”, sentenció Lozoya.
 
 
Una de las grandes ventajas que tendrá la paraestatal, a partir de la reforma que será promulgada hoy, es la ronda cero por la que Pemex podrá escoger yacimientos y luego determinar si produce en ellos o no.
 
 
“Aquellos campos que hemos explorado y que no están en producción como aguas profundas o algunos campos en Chicontepec y donde sabemos a partir de la exploración que hay una buena cantidad de hidrocarburos, pues también levantaremos la mano para que se nos deje en nuestro portafolio y ya dependerá de Petróleos Mexicanos si decide hacerlos o no o con alguien”, adelantó.
 

En cuanto a las prioridades de Pemex, Lozoya Austin adelantó que primero se escogerán aguas someras, luego yacimientos terrestres, después aguas profundas y por último piedras de esquito o shale.
 
 
“Por cada dólar que tengamos para invertir lo privilegiaremos en aquellas oportunidades donde hay más rendimiento como aguas someras y los yacimientos terrestres en el sur del país”, dijo.
 

En cuanto al shale, aceptó que si son proyectos con una menor rentabilidad, pero es necesario aprender de estas rocas que contienen gas.
 

“En shale te diría que vamos a estar presentes pero con un menor interés inicialmente porque son yacimientos con una rentabilidad mucho menor”.
 

Sobre el incremento en la calificación de Standard and Poor’s a México, debido a la aprobación de las reformas comentó que es una buena noticia para las finanzas de Pemex pues se cotizarán mejor los bonos que ha emitido la paraestatal en el año.