Archivo

Si mejora empleo, podría haber más recortes: Lacker de Fed

06 febrero 2014 3:44 Última actualización 03 enero 2014 15:8

[La hoja de balance de la Fed ha aumentado a 4 billones de dólares. / Bloomberg] 


 
Reuters
 
 
La decisión tomada en diciembre por la Reserva Federal (Fed) de comenzar a disminuir su gigantesco estímulo económico mediante la compra de bonos fue adecuada a la luz de los avances del mercado laboral estadounidense, por lo que probablemente vengan más recortes, afirmó este viernes Jeffrey Lacker, presidente de la Fed de Richmond. 
 
 
"Apoyé esta decisión porque era consistente con el vínculo que el comité (que establece las políticas de la Fed) estableció entre el programa de compra de activos y el panorama de condiciones del mercado laboral", dijo ante la Asociación de Banqueros de Maryland. "Espero que más reducciones en el ritmo de compras estén en consideración en las reuniones futuras", agregó.
 
 
El mes pasado, la Fed decidió disminuir sus compras mensuales de activos de 85 mil a 75 mil millones de dólares, luego de que el desempleo cayera al 7 por ciento, un mínimo de cinco años.
 
 
El banco central estadounidense había dicho que seguiría adelante con el programa, su tercera ronda de compra de bonos, hasta ver mejoras importantes en el panorama del mercado laboral. El presidente de la Fed, Ben Bernanke, dio indicios en diciembre de que el programa podría ser cerrado para fines del 2014.
 
 
"Ya que el programa comenzó a fines del 2012, hemos visto una mejoría sustancial en una variedad de indicadores de las condiciones del mercado laboral, entre ellas la tasa de desocupación y el nivel de empleo", dijo Lacker.
 
 
Lacker no mencionó los posibles efectos negativos del programa. En total, las tres rondas de compras de bonos de la Fed han aumentado la hoja de balance de la Fed a casi 4 billones de dólares. Durante un discurso en diciembre, Lacker expresó su temor de que una hoja de balance demasiado grande pudiera obstaculizar la salida de las políticas de estímulo.
 
 
El funcionario de la Fed de Richmond no se animó a asegurar un crecimiento determinado en la economía de Estados Unidos, ya que "la experiencia con impulsos similares de crecimiento en el pasado reciente sugiere que es demasiado pronto para determinarlo".
 
 
Lacker pronosticó que la inflación suba hacia la meta del 2 por ciento establecida por la Fed durante los próximos dos años.