Archivo

Sí hay impunidad electoral, voto de castigo al PRI: Madero

12 febrero 2014 4:35 Última actualización 31 mayo 2013 7:23

[Braulio Tenorio] Los delitos electorales no son hechos aislados, sino toda una estrategia, dice. 


 
Angelle Hernández Cháirez
 
El líder panista, Gustavo Madero, hizo un llamado a los electores: si persiste la impunidad electoral, administrativa y penal, no debe haber impunidad en la votación y esto tendrá que traducirse en "un voto de castigo" al Partido Revolucionario Institucional (PRI).
 
En entrevista con EL FINANCIERO, el presidente de Acción Nacional ya no habla de amagos, como levantarse de la mesa del Pacto por México si no se cumple con la equidad en las contiendas en puerta.
 
"Vamos a terminar el proceso electoral y vamos a proteger lo que ganemos, y cuando traten de ganarnos a la mala, nos vamos a defender en tribunales.
 
"Se debe garantizar, por la democracia misma, que estas prácticas se erradiquen, que no se utilicen los recursos públicos para beneficios electorales, es un delito que se paga con cárcel. Tenemos que presionar, porque estos batos le apuestan a que controlan a medios de comunicación masivos, y luego confunden a la gente para que diga: 'Todos son iguales.' Faltan 37 días para las elecciones y todavía no tenemos respuesta y a nadie se le han fincado responsabilidades. La justicia debe ser oportuna o no es justicia."
 
En el encuentro del Consejo Rector del Pacto por México con los gobernadores de los estados en los que habrá elecciones en este año, el dirigente del PAN entregó al secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, 35 denuncias de irregularidades registradas en las mesas de vigilancia instaladas en diversas entidades.
 
El político chihuahuense indicó que el objetivo es que los gobernadores tomen conocimiento, actúen y le den seguimiento la próxima semana.
 
"Estas 35 denuncias no son hechos aislados, sino toda una estrategia, toda una cultura, todo un sistema que trata de ganar elecciones a la mala, y es algo que está en contra de la transición democrática", acusó.
 
Exigió que el presidente, el secretario de Gobernación y los tres partidos políticos cumplan con el compromiso firmado en el adéndum del Pacto por México.
 
Asimismo, demandó pruebas de que existe la intención de detener esta impunidad y que el "no te preocupes, Rosario" se convierta en "un preocúpense, gobernadores", para garantizar que "esto no se repita".
 
Gustavo Madero subraya que ya no quiere discursos: "Dicen sí a la integración de mesas para vigilar los delitos, pero no hay ni una sola respuesta en torno a las demandas por fraudes y delitos electorales que el PAN ha presentado, y es preocupante."
 
Con Dios, no con el Diablo
 
Pese al contexto de denuncia y confrontación en el terreno electoral, el líder albiazul confía en que el Pacto por México salga adelante.
 
-¿Se puede estar bien con Dios y con el Diablo?
 
-No hay que estar bien con el Diablo nunca, hay que estar bien con Dios. Y sí se puede hacer el Pacto, porque lo importante es distinguir. Durante 12 años el PRI actuó de manera mezquina al no apoyar las reformas que hoy pide que aprobemos; el PAN no va ser igual al PRI, porque perderíamos total credibilidad y negaríamos la transición democrática que tanto hemos buscado.
 
Madero Muñoz dice que aunque en el corto plazo "mercadológicamente el presidente Enrique Peña Nieto se lleva las medallas de oro, en realidad, con las reformas estructurales que las fuerzas políticas están aprobando por consenso, se están tocando intereses y cambiando todo el sistema político y económico que impedía que la democracia funcionara bien en México".
 
En cuanto a la posición de senadores calderonistas, que han advertido que es el Congreso el que legisla y no el partido y mucho menos el gobierno, Gustavo Madero sostiene que no hay dilema:
 
"El partido legisla a través de sus legisladores, pero son ellos los que aprueban iniciativas, las que discuten, las modifican y las presentan. Yo podré presentar mediáticamente una iniciativa, pero quienes la van presentar en el Congreso son los que tienen facultad de hacerlo: el presidente, diputados y senadores. Sin embargo, no cualquiera de ellos puede construir un acuerdo para que se generen mayorías en ambas cámaras."
 
El presidente del PAN remata: "Tengo una receta secreta para fortalecer estas mayorías: más transparencia, más inclusión, más discusión y más institución; así vamos a poder procesar de una manera muy unida y muy clara todas las propuestas. Aquí no hay ninguna que esté vetada. Pasarán las que sean soportadas por la mayoría de diputados y senadores, no por un pequeño grupo, y las respaldará la dirigencia del partido para poder impulsarlas como parte de la agenda nacional."
 
Con Información de El Financiero Diario.