Archivo

SHCP frena circulación de dólares de actividades ilícitos

10 febrero 2014 4:7 Última actualización 01 octubre 2013 5:7

[Las restricciones redujeron las exportaciones de divisas / Arturo Monroy / El Financiero]


Jeanette Leyva
 
La salida de dólares entre 2009 y 2012 cayó en 63.3 por ciento derivado de las medidas regulatorias aplicadas por la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) para frenar la circulación de dólares en el sistema financiero mexicano.
 
En 2009 se calculó que el sistema financiero exportó 2.7 mil millones de dólares por trimestre, unos 10 mil 800 millones de dólares al año, y parte del origen de estos recursos se presumen estaban vinculados con actividades ilícitas.
 
Para 2012, esta cifra se redujo a 990 millones por trimestre, menos de 4 mil millones al año, de acuerdo con un reporte de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV).
 
Esta disminución tiene como origen las medidas puestas en marcha por la SHCP en junio, septiembre y diciembre de 2010, con el propósito de minimizar el riesgo de que los recursos con un posible origen ilícito pudieran ingresar al sistema bancario mexicano.
 
Las restricciones establecidas desde esa fecha para los bancos, y más tarde a casas de bolsa y casas de cambio, consisten en que únicamente pueden realizar operaciones de compra, ya sea de clientes o usuarios, cuando se cumplan ciertas condiciones y hasta determinados montos.
 
Las instituciones deben remitir a la SHCP reportes trimestrales de operaciones que involucren dólares de EU en efectivo y adicionalmente algunos bancos han implementado medidas de mitigación de riesgo, como son obtener más información respecto al origen de los dólares en efectivo, lo que implica que los clientes o usuarios indiquen la fuente de sus fondos.
 
Así como realizar un análisis para identificar las tendencias en la compra de dólares por sucursales o región y restringir el número de sucursales que acepten dólares en efectivo.
 
Actualmente, las autoridades mexicanas están valorando el impacto de las medidas establecidas para las operaciones que involucren dólares en efectivo, para determinar si es necesario efectuar modificaciones a los montos.