Archivo

Seis millones de contribuyentes no han migrado a factura electrónica, advierten

06 febrero 2014 7:4 Última actualización 20 noviembre 2013 16:39

[De acuerdo con cifras del SAT, alrededor de 50 mil millones de pesos son comprobados anualmente mediante el uso de facturas apócrifas. / Cuartoscuro]


 
Marcela Ojeda

De acuerdo con cifras del Servicio de Administración Tributaria (SAT), alrededor de 50 mil millones de pesos son comprobados anualmente mediante el uso de facturas apócrifas afirmó René Martín Torres, director general de la empresa Contpaqi.

“El tema es grave, y de ahí que el SAT trata de combatirlo a través del mecanismo del Comprobante Fiscal Digital por Internet (CFDI), que también permitirá combatir la compra de facturas. Con la facilidad del CFDI ya no será posible que se lleven a cabo muchas de estas actividades ilegales”, añadió Torres Fragoso.

A su vez, Eduardo Pérez Figueroa, director comercial de la firma desarrolladora de software empresarial, precisó que aún faltan por incorporarse a este esquema de facturación, alrededor de 6 millones de contribuyentes, de los cuales 3 millones son repecos que migrarán hacia el régimen intermedio.

En conferencia de prensa para hablar de “los cinco impactos de la Reforma Fiscal para todos los contribuyentes”, Torres recordó que a partir del 1 de enero de 2014, sin hacer distinción de sus ingresos anuales, giro, tamaño o régimen fisca,l deberán adoptar la factura electrónica, que será el único esquema válido para comprobar y deducir fiscalmente: el CFDI.

Detalló que el CFDI es una factura generada por el contribuyente a través de un software informático que se envía digitalmente a una empresa que opera como Proveedor Autorizado de Certificación (PAC), a fin de que valide en Internet los elementos de seguridad del documento.

En tanto, Pérez Figueroa también refirió cifras del SAT que indican que al 31 de agosto sólo estaban preparados con CFDI, 702 mil 822 contribuyentes, mientras que 222 mil 610 se mantenían con Comprobante Fiscal Digital (CFD) y 2 millones 708 mil 340 con facturación con Código de Barras Bidimensional (CBB).

Los 6 millones, entre aquéllos que están en el Régimen de Pequeños Contribuyentes y los que hasta este 2013 han venido facturando con CBB, tendrán que tramitar la FIEL o el Certificado de Sello Digital o ambas cosas, puntualizó.

En cuanto a otros aspectos de la Reforma Fiscal que impactarán a todos los contribuyentes, Torres Fragoso refirió los cambios como “timbrar” los sobre recibos de nómina.
 
“Ahora los pagos por concepto de salarios y asimilables a salarios deben ser comprobantes digitales validados y timbrados por un PAC”, dijo.

Además, todo comprobante de pago por transacciones comerciales u otras deberá ser un CFDI validado y timbrado por un PAC, y se introduce el nuevo Modelo de Contabilidad Electrónica.

Éste consiste en que los contribuyentes lleven la contabilidad mediante un sistema informático que el SAT pueda interpretar; incluyan informes especiales en cada declaración y estandaricen la contestación de requerimientos de información mediante archivos XML.

Finalmente subrayó que los contribuyentes que inicien el 2014 con el esquema oficial y definitivo evitarán entregar facturas inválidas, ya que de lo contrario estarían emitiendo comprobantes que no cumplen con los requisitos de ley, y también se evitarán problemas de flujo de efectivo.

“Ello porque al emitir facturas inválidas éstas no son pagadas y afectan la entrada de dinero; no tendrán pérdida de clientes, ya que el retraso en la entrega oportuna de facturas los podría hacer cambiar de proveedor, y tampoco tendrán problemas fiscales, dado que al entregar facturas inválidas éstas no serán deducibles para los clientes”, concluyó.