Archivo

Sector popular puede contribuir al ingreso público

12 febrero 2014 5:22 Última actualización 19 abril 2013 7:33

 [Carlos Danell. Foto: Édgar López] EL FINANCIERO platicó con el codirector de Compartamos Banco. 


 

 
Jeanette Leyva Reus
 
El segmento popular de México puede contribuir a los ingresos públicos del país, si se logra avanzar en el combate a la informalidad y se trabaja en la bancarización.
 
En el sector microfinanciero cada vez hay un mayor número de personas que se registran bajo el Régimen de Pequeños Contribuyentes (Repecos), lo que les abre las puertas a mayores montos de crédito, indicó Carlos Danel, codirector de Compartamos Banco.
 
Afirmó que la banca que atiende a este segmento popular puede ser un catalizador que incentive la formalidad, ya que podría ofrecer productos que motiven a las personas a tener un registro ante el Servicio de Administración Tributaria.
 
En entrevista con EL FINANCIERO, previo a la 76 Convención Bancaria, Danel dijo que una forma de que el sector que atiende Compartamos contribuya a las finanzas públicas del país vía el pago de impuestos, es que se le explican de forma sencilla y entendible los beneficios del registro, y cada vez un mayor número de sus clientes está bajo la figura de Repecos.
 
"Lo que vemos es que la capacidad de contribuir se incrementará cuando crezcan más sus pequeños negocios; acercarles herramientas es parte de la inclusión financiera, social, política y fiscal. Es traerlos a una historia de desarrollo, y el segmento popular puede y debe contribuir a las finanzas públicas del país."
 
En los dos últimos años, estimó, han visto un mayor avance en la inclusión financiera y bancarización de México.
 
"La realidad es que eso ha venido creciendo, por una multitud de frentes que han sido los bancos, Sofipo y cooperativas; ha sido una combinación de todos. Cuando Compartamos arrancó hace 22 años, el tema de la inclusión financiera era el sueño de pocos."
 
Si bien el segmento popular puede contribuir al desarrollo del país, hacen falta cambios para que un mayor número de mexicanos tenga acceso al crédito y a servicios bancarios.
 
Por ello, Compartamos propone que en la próxima reforma financiera que se diseña, se avance en la creación del buró de crédito universal.
 
"Hoy en México hay dos sociedades de información crediticia, en donde participan personas morales, pero mucho más físicas; sin embargo, muchos de los oferentes profesionales de crédito, como Sofom, cooperativas y casas comerciales, prestan a segmentos populares y no hay información y visibilidad de eso."
 
Buró, lista blanca
 
En opinión de Danel, los otorgantes de crédito deben contar con una mayor base de información sobre quiénes tienen un préstamo.
 
Esto, porque en el segmento popular se presenta un gran número de oferentes de crédito, lo que aumenta el riesgo de sobreendeudamiento. Pero también serviría porque en los mercados financieros, en donde hay una mayor inclusión, se ha logrado abatir los costos con base en una mayor información.
 
"Se tiene la visión de que el buró es la lista negra, pero es una lista blanca; estar en el buró es construir tu propia credibilidad e historia de crédito. Deberíamos ayudarle a los usuarios de segmentos populares a entender esto, que sepan que si se reporta el buen comportamiento, eso es información que queda en el sistema, que permite a otros ofrecerles crédito y reducir sus costos."
 
Un segundo tema que Compartamos considera que debe incluirse en la reforma financiera, es que nuevamente se legisle sobre el tema de acceso a la infraestructura bancaria, el llamado surchage en cajeros automáticos (ATM).
 
"Las comisiones que se cobran uno a otro banco por el uso de los cajeros automáticos, fueron una modificación que se hizo recientemente a la ley con la intención de abrir la red, pero curiosamente pasó lo contrario."
 
Estos cambios, afirmó, han incrementado las tarifas para hacer uso de un cajero automático, cuando en México se tiene una amplia infraestructura bancaria, pero es poco accesible hoy para la base de la pirámide, por las comisiones que deben pagar por utilizar un ATM.
 
"Bajo la legislación actual hay la imposibilidad de hacer acuerdos entre bancos para usar cajeros; es un tema que debe trabajarse."
 
Sin embargo, estima que el tema de garantías es el corazón de la reforma financiera, la cual quizás no tenga un beneficio tan directo en los segmentos populares o de microfinanzas, pero sí permitirá que las Pymes abaraten costos.
 
Información proporcionada por El Financiero Diario.