Archivo

Sector petrolero recibirá inversión por 10 mmdd con reforma: Lozoya

10 febrero 2014 5:21 Última actualización 15 agosto 2013 14:19

 [Emilio Lozoya, director de Pemex, dijo que la inversión provendrá de foráneas y de la paraestatal. / Cuartoscuro / Archivo] 


 

 
 
Por John Paul Rathbone 
 
La reforma energética presentada esta semana por el gobierno permitiría una inversión adicional de 10 mil millones de dólares al año en el sector, eñaló Emilio Lozoya, director de Pemex, ello pese a que las empresas petroleras extranjeras no podrán registrar reservas de hidrocarburos como parte de sus activos.
 
Para alcanzar la proyección de un millón de barriles de petróleo al día, esperamos un monto adicional de 10 mil millones de dólares al año hasta 2025” señaló Lozoya en entrevista con Financial Times.
 
“Algo de esa inversión adicional vendrá de compañías foráneas, otro de Pemex”.
 
Mientras que el presidente Enrique Peña Nieto es el encargado de manejar la política alrededor de la reforma, Lozoya maneja la gama operativa.
 
Es una tarea formidable. Pemex, el décimo mayor productor de petróleo del mundo, cuenta con más de 127 mil millones de dólares en ingresos al año, pero también cuenta con 160 mil empleados, un sindicato poderoso, paga casi todas sus ganancias al gobierno en impuestos y tiene compromisos por onerosas pensiones equivalentes al 8 por ciento del Producto Interno Bruto de México.
 
"Es muy emocionante", señala el ex especialista en transformación empresarial. "En términos de estructura, Pemex va a ser como cualquier empresa internacional de petróleo, con una ágil operación y alta eficiencia".
 
Lozoya, de 39 años, hasta hace poco un financiero de capital privado, se volcó a los medios como el resto del equipo de Peña para vender la reforma a dos grupos diferentes: los mexicanos y los inversores extranjeros.
 
"La reforma creará 500 mil puestos de trabajo en 2018 y 2.5 millones en 2025", señaló Lozoya, repitiendo el mantra del gobierno. "Las facturas de electricidad también bajarán”.
 

El registro de activos de hidrocarburos es un punto más difícil de afinar. Mientras trata de tranquilizar a los inversores extranjeros, como ExxonMobil y Royal Dutch Shell, el gobierno ha dicho a los mexicanos que los contratos de utilidad compartida que propone significan que no va a renunciar a ninguno de sus 115 mil millones de barriles estimados de reservas.
 
“Esto es importante. Las compañías no podrán incluir las reservas en sus estados financieros. Sin embargo, los contratos de utilidad compartida a nivel mundial permiten que las empresas  informen las reservas en sus estados financieros como activos con flujos de caja esperados”, dijo. "El punto clave es que son capitalizables".