Archivo

Sector asegurador crece a un ritmo lento; urge potenciarlo

12 febrero 2014 4:44 Última actualización 07 mayo 2013 10:24

 [Bloomberg] Tiene una participación de 1.93% del PIB en 2012, dice la AMIS. 


 

 
Jeanette Leyva Reus
 
 La falta de políticas públicas respecto del sector asegurador impide que se tenga un desarrollo más amplio y rápido de la industria en México.
 
Pese a que la industria aseguradora es el tercer mayor inversionista institucional en el país, después de las administradoras de pensiones y de las sociedades de inversión, al representar actualmente 1.8% del PIB, su crecimiento ha sido lento.
 
Fernando Solís Soberón, presidente de la Asociación Mexicana de Instituciones de Seguros (AMIS), recordó que al cierre de 2012, la penetración de los seguros como proporción del PIB alcanzó 1.93%. En 2006 era de 1.78%.
 
En entrevista con EL FINANCIERO, en el marco de la 23 Convención Aseguradores de México, explicó que es un sector que en los últimos años ha crecido más que la economía, y seguirá así.
 
En 2012, la industria avanzó 7.1% en términos reales, por arriba de 3.9 en que creció la economía. No obstante, la industria debe aumentar su participación en el PIB, que está por debajo de la que registran otros países con un nivel de desarrollo similar al nuestro.
 
El seguro es una herramienta que eleva el bienestar de las familias y empresas, pues al estar mejor protegidas pueden hacer frente a riesgos, por lo que la penetración de este producto financiero debe crecer más.
 
Si bien una parte del crecimiento de la industria será por la mejora de la economía, al generar mayores ingresos en las familias, así como por cuestiones demográficas, esto debe ir de la mano del diseño de políticas públicas adecuadas.
 
Seguridad social
 
Ejemplificó que una política que debería implementarse es la referente a la cobertura de accidentes de tránsito, pues México es el único país en el G-20 y la OCDE que no cuenta con este seguro.
 
Otro tema, que de hecho es el centro de la Convención, es el referente a la seguridad social, ya que en México sólo 40% de las familias cuenta con esa protección, el resto carece de cobertura social.
 
"Muchas familias carecen de una protección para enfrentar enfermedades, invalidez o muerte", apuntó el presidente de la AMIS.
 
"Esto debe ser una cobertura universal, todas las familias deben tenerla, pero eso genera una serie de preguntas que deben resolverse antes, para saber si se dará seguridad social y en qué temas; si se les darán todos los seguros, con qué cobertura, a qué costo, si serán impuestos a la nómina o generales, y también hay que preguntarnos quién prestará los servicios: un instituto o las empresas", cuestionó.
 
A nivel internacional, se observa que el sector asegurador es una herramienta muy poderosa que puede dar estos servicios a menores costos y con una mayor cobertura.
 
"Por ejemplo, el seguro de invalidez y vida; en muchos países lo ofrecen las aseguradoras dentro del marco de la seguridad social, lo mismo ocurre con los seguros de riesgo de trabajo; también hay que pensar en los riesgos de protección de salud, que los ofrecen las aseguradoras, no un instituto de seguridad social, ya que eso abre la competencia."
 
El también director general de Ahorro y Previsión de Banorte explicó que en el seguro de invalidez y vida se paga 2.5 por ciento del salario, pero el sector asegurador podría ofrecerlo por la mitad, y la otra mitad irse a las cuentas individuales para que los trabajadores acumulen más ahorro para su retiro, y eso no se hace.
 
"En esta Convención debatiremos este tema, sobre lo que nosotros consideramos que puede hacer el sector asegurador en beneficio de los individuos; estos planteamientos serán concretos, y si se tomaran como políticas públicas y se adoptaran, beneficiarían a las familias mexicanas."
 
Información proporcionada por El Financiero Diario.