Archivo

Se suelta México del tirón estadounidense

06 febrero 2014 6:57 Última actualización 08 noviembre 2013 5:2

[SHCP podría modificar su pronóstico de PIB. / Bloomberg] 


 

Diego Elías / Jeanette Leyva
 
 

México se rezagó en el crecimiento económico frente a Estados Unidos en los dos últimos trimestres, lo cual no ocurría desde 2009.
 
 
La mayor economía del mundo registró en el tercer trimestre un crecimiento de 2.8 por ciento, respecto al trimestre previo, a tasa anualizada, lo que sorprendió al mercado, que pronosticó un avance de 2 por ciento. Este fue su mayor avance en un año.
 
 
A tasa anual el Producto Interno Bruto (PIB) desestacionalizado de Estados Unidos presentó un crecimiento de 1.6 por ciento.
 
 
Por su parte, el Banco de México estimó recientemente que la economía mexicana creció 1.2 por ciento anual en el tercer trimestre, en las cifras desestacionalizadas. Además el banco central revisó a la baja sus pronósticos de crecimiento para este año y 2014.
 
 
Sobre estas revisiones, Luis Videgaray, titular de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), indicó que una vez que tengan las nuevas cifras de crecimiento del INEGI se analizará si se hace una modificación al pronóstico oficial para este año, de 1.7 por ciento.
 
 
Al participar en el foro México Summit 2013 de The Economist, el funcionario indicó que la proyección de crecimiento sea de 1.4 ó 1.8 por ciento, sigue siendo un nivel insatisfactorio, por eso las reformas serán importantes para impulsar el potencial del país.
 
 
 
Frágil crecimiento en EU
 

Si bien el desempeño de la economía estadounidense superó los pronósticos de los analistas, las cifras a detalle muestran debilidad y los analistas prevén ajustes a la baja en la cifra del tercer trimestre y prevén un menor dinamismo para el cuarto.
 
 
De acuerdo con datos del Buró de Análisis Económico (BEA, por sus siglas en inglés), los inventarios impulsaron en gran parte el crecimiento económico, con 0.83 puntos porcentuales. De hecho, excluyendo este rubro la economía más grande del mundo hubiera reducido su nivel de expansión a 2 por ciento.
 
 
Analistas de Banorte-Ixe estimaron que el cuatro trimestre del año se verá afectado por una menor acumulación de inventarios y el cierre de las operaciones no esenciales del gobierno estadounidense, el cual duró tres semanas.
 
 
También resaltaron que el dato del tercer trimestre es preliminar y puede estar sujeto a revisión y no se debe olvidar que la recuperación del mercado laboral ha sido muy lenta.
 
 
Para economistas de Bancomer, las expectativas para el cuatro trimestre no son tan fuertes dado el cierre del gobierno y de la incertidumbre relacionada con los negocios y la confianza del consumidor.  El Banco Ve por Más indicó que este es un elemento adicional para que la Reserva Federal mantenga su programa de compra de bonos, el cual ha beneficiado a las economías emergentes.