Archivo

Se roban hasta el espectro radioeléctrico

01 febrero 2014 3:11 Última actualización 08 enero 2014 5:27

  [El IFT detectó su uso clandestino en tres ciudades del país. / Bloomberg] 


 
 Ramiro Alonso
 
 
Desde flotillas de taxis hasta empresas de radiodifusión se roban el espectro radioeléctrico en México. El Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) detectó a 41 usuarios en las entidades del Distrito Federal, San Luis Potosí y Aguascalientes que utilizan las redes para diversos fines de comunicación sin autorización alguna.
 
 
“De las actividades de radiomonitoreo y vigilancia del espectro radioeléctrico realizadas en el periodo de septiembre a noviembre de 2013, se detectaron 41 usuarios que se presume no cuentan con autorización, permiso, asignación o concesión para utilizar el espectro radioeléctrico”, informó el regulador en su primer informe trimestral.
 
 
Las formas de explotar el espectro radioeléctrico ilegalmente son múltiples, todo depende del tipo de tecnología que se utilice para estos fines, según explicaron analistas.
 
Los usos clandestinos más habituales se dan a través de enlaces punto a punto, o bien enlaces punto a multipunto. En el primer caso se puede hablar de dos transmisores ubicados en edificios distintos, con lo cual se establece comunicación a través del espectro. En el segundo ejemplo se refiere a una base de transmisión que conecte a diversos puntos en una misma frecuencia, tal como lo hacen los radiotaxis de cualquier ciudad del país.
 
En el caso del crimen organizado, los delincuentes pueden establecer comunicación a través de tecnologías más sofisticadas sin tener que contar con las autorizaciones correspondientes.
 
 
El efecto de este delito se refleja en los servicios de los operadores que sí cuentan con una concesión o un permiso para ofrecer servicios de telecomunicaciones a través del espectro, comentó José Luis Peralta, ex comisionado de la Comisión Federal de Telecomunicaciones (Cofetel).
 
 
A decir del especialista, el uso de tecnologías económicas, como la de radiocomunicación especializada de flotillas (trunking), permite a los usuarios adquirir equipos y hacer enlaces sin requerir del visto bueno de las autoridades.
 
 
Se puede dar el caso de que se comercialicen servicios de internet de banda ancha a terceros sin tener permiso”, indicó.
 
 
Esta actividad de vigilancia estaba limitada en la extinta Cofetel debido a los bajos presupuestos que se asignaban a estas tareas, dijo Peralta.
 
 
Carlos Casasús, director general de la Corporación Universitaria para el Desarrollo de Internet consideró que el robo del espectro tiene un limitado impacto económico, que es difícil cuantificar.
 
Expuso que este tipo de situaciones se derivan en gran medida a que gran parte del espectro radioeléctrico se encuentra ociosa, por lo que es sencillo que otros agentes clandestinos hagan uso de este recurso.
 
 
 
Caso emblemático
 
 
En noviembre pasado, el IFT resolvió revocar la concesión de una estación de radio ubicada en Jarretaderas, Nayarit, con distintivo XECJU-AM, debido a que la estación cambio sin autorización de frecuencia y de ubicación del equipo transmisor, el cual mudó su ubicación a la ciudad de Puerto Vallarta sin previo aviso.