Archivo

Se estanca el salario contractual en 2013

06 febrero 2014 7:5 Última actualización 30 diciembre 2013 5:2

 [Su crecimiento de enero a octubre, el más bajo en 6 años / Arturo Monroy  / El Financiero] 


 
 
 
Zenyazen Flores
 

El salario contractual que aplica para los trabajadores sindicalizados aumentó 4.3 por ciento promedio en términos nominales entre enero y octubre de 2013, que es el más bajo de los últimos 6 años para un periodo similar, indican datos actualizados de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS).
 

Mientras que en términos reales, el salario contractual que perciben trabajadores de centrales como la CTM, CROC, CROM y UNT no registró pérdida de poder adquisitivo en el periodo de referencia, ya que tuvo un incremento de 0.50 por ciento, nivel similar al que se reportó en el año 2010 de postcrisis.
 
Los trabajadores mejor pagados en ese lapso fueron los de la rama minera, quienes obtuvieron un incremento salarial de 6.3 por ciento promedio, porcentaje que los coloca como los trabajadores sindicalizados con la mayor alza salarial.
 

En segundo lugar le siguen los trabajadores de la rama ferrocarrilera con 5.7 por ciento y en tercer sitio se encuentran los de la rama químico-farmacéutica con 5.1 por ciento de incremento.
 
En contraste, los trabajadores de las ramas cementera, servicios educativos y de investigación, y vidriera, tuvieron los aumentos más bajos, con 3.4, 3.8 y 3.9 por ciento, respectivamente.
 
Los datos de la STPS indican que de enero a octubre se han realizado 6 mil 964 revisiones salariales y contractuales que han involucrado a un millón 971 mil trabajadores sindicalizados.
 

El pasado 18 de diciembre el Consejo de Representantes de la Comisión Nacional de Salarios Mínimos (Conasami) acordó un aumento del salario mínimo de 3.9 por ciento para 2014; José Luis Carazo, secretario del Trabajo de la Confederación de Trabajadores de México (CTM), aseguró que “el salario mínimo es un mero referente porque nadie en la industria ni en el empleo formal trabajan por un salario mínimo”.
 
Por el contrario, añadió Tomas H. Natividad, presidente de la Comisión Laboral de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex), los aumentos salariales que consiguen los trabajadores del sector formal son similares a los salarios contractuales que “en promedio son 3.5 veces el salario mínimo”.
 

Sin embargo, en México menos de 10 por ciento de los trabajadores son sindicalizados, es decir, sólo unos 4.5 millones de personas perciben salarios contractuales, estima el Centro de Investigación Laboral y Asesoría Sindical (CILAS).
 
Entre las negociaciones contractuales más importantes del año se encuentran las de empresas como Teléfonos de México, Volkswagen, y paraestatales estratégicas del país.
 
En abril el Sindicato de Telefonistas de la República Mexicana acordó con Telmex un aumento salarial de 4.2 por ciento, mientras que en agosto Volkswagen convino con su sindicato un incremento de 5 por ciento.
 
En tanto, los sindicatos de la Comisión Federal de Electricidad (CFE) y de Petróleos Mexicanos (Pemex) lograron en mayo y agosto, respectivamente, aumentos salariales directos al tabulador de 3.9 y 4 por ciento en cada caso.
 
Y el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) negoció en octubre un incremento de 3.8 por ciento directo al salario de sus trabajadores.