Archivo

Se desploma ánimo de los consumidores

06 febrero 2014 6:55 Última actualización 05 noviembre 2013 5:11

[Ésta es la caída más severa en casi cuatro años. / Cuartoscuro] 


 
Tlaloc Puga Mercado
 
 
La percepción de los mexicanos sobre la actividad económica se tornó más negativa en octubre, ante el débil desempeño de algunos indicadores, los cambios fiscales y los efectos de las tormentas en algunas entidades.
 
 
El Índice de Confianza del Consumidor registró en ese mes una caída de 4 por ciento, la más severa en casi cuatro años, desde diciembre de 2009.
 
 
De acuerdo con cifras del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), este indicador se ubicó en 91.2 puntos en octubre, por debajo de la expectativa de los analistas de 92.8 puntos y además fue su menor nivel en los últimos 22 meses.
 
 
También la confianza de los productores resultó afectada en el mes. El indicador que mide esta variable bajó 4 puntos en octubre, respecto de octubre del año anterior, con lo que presentó su mayor baja en más de cuatro años. El índice se posicionó en 50.7 unidades, su nivel más bajo desde febrero de 2010.
Gabriel Lozano, economista en jefe para México de JP Morgan, indicó que existen varias razones que explican la menor confianza, tanto de los consumidores como de los productores, entre las que se encuentran la desconfianza que se genera por la actual desaceleración económica.
 
 
Otro punto tiene que ver con las discusiones de la reforma hacendaria, ya que apuntan a una disminución del ingreso disponible de los hogares como resultado de un incremento en los impuestos. Además, el anuncio de gravámenes a la llamada comida “chatarra”, las bebidas azucaradas, entre otros productos, influyó en el ánimo de las empresas.
 
 
El conocimiento del impacto que tuvieron los huracanes Manuel e Ingrid en varias localidades del país, afectó también negativamente la confianza de los consumidores y productores, explicó Lozano.
 
 
Analistas del HSBC, señalan que los datos de confianza del consumidor sugieren que el consumo seguirá lidiando para poder crecer, y los resultados se vieron influenciados negativamente por las manifestaciones públicas de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE), así como por el impacto de los desastres naturales, y el débil mercado laboral.
 
 
Los datos del INEGI muestran que los consumidores ven menos posibilidades de adquirir bienes durables como lavadoras y televisores, pues el índice que mide este rubro se contrajo 4.1 por ciento anual y fue su descenso más pronunciado en 5 meses.
 
 
Hubo también mayor pesimismo en torno al desempeño actual y futuro del país, pues estos índices se desmoronaron 4.6 y 5.8 por ciento, en ese orden. Mientras que las percepciones en relación a la situación económica actual y futura de los hogares presentaron una reducción de 1.6 y 3.8 por ciento anual, respectivamente.
 
 
Con datos ajustados por estacionalidad, el índice de confianza del consumidor cayó por segunda ocasión consecutiva al disminuir 0.5 por ciento mensual en octubre para ubicar el índice en 93.3, su nivel más bajo desde diciembre de 2011.
 
 
Eduardo González, economista de Banamex, estimó que habrá un moderado avance del consumo al inicio de este trimestre y una mejora gradual en los niveles de confianza en los próximos meses.