Archivo

Sanofi-Aventis le pisa los talones a Pfizer en México

06 febrero 2014 7:13 Última actualización 17 diciembre 2013 5:2

 [Sanofi-Aventis está cerca de superar a la americana en ventas / Bloomberg] 


 
 
Miguel Ángel Pallares
 
 

La farmacéutica europea Sanofi-Aventis amenaza con arrebatarle el liderazgo a la estadounidense Pfizer en el mercado mexicano, como lo hizo a nivel mundial en el 2012, aunque esto dependerá de la eficacia de sus estrategias locales, de acuerdo con especialistas.
 

Desde el 2002, Pfizer encabezó el ranking de las 10 empresas con mayores ingresos a nivel mundial, pero tras la pérdida de la patente de Lipitor, en 2012, y de Viagra, en 2011, dos de sus principales productos, sus ventas disminuyeron 10 por ciento a escala global el año pasado.
 

Dentro del mercado privado nacional, la participación de Pfizer es de 6.76 por ciento, equivalente a ventas por 709 millones de dólares, y para Sanofi su penetración es de 5.91 por ciento, con ingresos cercanos a los 620 millones de dólares en los últimos 12 meses concluidos a marzo de 2013, según IMS Health.
 
 
Para Dagoberto Cortés, presidente de la Cámara Nacional de la Industria Farmacéutica (Canifarma), las empresas multinacionales como Pfizer y Sanofi están respondiendo a los cambios en el mercado con un nuevo enfoque en biotecnología y en la venta de genéricos, entre otras estrategias.
 
 
La estrategia de Sanofi ha sido diversificar su portafolio y atender nichos claves como la diabetes y el cáncer, aunque la empresa mostró su clara intención por dar la batalla en la biotecnología tras la adquisición de la compañía Genzzyme en 2010, que permitió su fortalecimiento en áreas como oncología.
 
 
En 2012, la francesa que en México es dirigida por Bertrand Baron lanzó su línea de genéricos Medley en el país y estimó que para 2017 esta división representaría 30 por ciento de sus ventas nacionales.
 
 
Sanofi no pintaba en el ranking mundial en 2002 y Aventis ocupaba el lugar número siete de las principales big pharma a escala global, pero tras la fusión de ambas compañías en 2004, el panorama farmacéutico se reconfiguró y el naciente corporativo ascendió a la cuarta posición de la lista de las más grandes, donde se mantuvo hasta 2012.
 
 
En México, el valor del mercado privado ascendió a 10 mil 501 millones de dólares, lo cual representó el 68 por ciento de la industria farmacéutica nacional, donde se incluyen las ventas a instituciones de gobierno y otros rubros.
 
 
 

Siguen nuevas tendencias
 

Dagoberto Cortés, presidente de la Canifarma, comentó que, hace 10 años, las multinacionales ni siquiera pensaban en genéricos, creían que eran sus grandes enemigos, pero actualmente los han incluido en sus unidades de negocio. “Ahora, la tendencia del mercado va hacia los productos biotecnológicos, que son el futuro inmediato de la industria”, agregó.
 
 
Cortés aseguró que parte del crecimiento de las multinacionales dependerá de su capacidad para aprovechar los nuevos lineamientos generados por la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) que aceleran la obtención de registros sanitarios cuando los medicamentos hayan sido autorizados en otras agencias regulatorias certificadas por la dependencia.
 
 
En el caso de Pfizer, empresa dirigida en México por Aldo Rees, su estrategia también ha sido de diversificación, pero igual busca aprovechar la oportunidad de los medicamentos biotecnológicos, para lo cual desarrolló dos nuevas divisiones de investigación. Además de esto, el grupo anunció en marzo del año pasado su entrada al mercado de genéricos con el lanzamiento Pfizer Vitales.
 
 
 
 
Afecta pérdida de patentes
 
 
Como la mayoría de las multinacionales, Pfizer y Sanofi han sido afectadas por la pérdida de patentes, pero la diferencia fue que la francesa creció 4.6 por ciento en 2012 y Pfizer cayó 10 por ciento.
 

Las empresas están viendo los productos más atractivos para vender y de esta forma tener un portafolio completo. Hay un estrangulamiento del mercado, con poca oferta de nuevos productos, mucha competencia y las empresas tienen que ver horizontalmente, más que en una sola especialidad”, comentó Ignacio García Téllez, especialista del sector salud en PwC México.
 

Para el experto, las empresas en general seguirán buscando ampliar sus líneas de medicamentos, ya sea a través de adquisiciones y desarrollo de nuevos productos en diferentes áreas, debido a que la venta de medicamentos innovadores no alcanza para sustituir las pérdidas por patentes.
 

Diego Ayala, directivo de IMS Health, consideró que otra de las oportunidades para Pfizer y Sanofi será la creación de la demanda en sus productos con la labor de promoción que realizan ante la comunidad médica, además de manejar con cautela la distribución de sus medicamentos y mantener su ventas de productos de alta especialidad con el gobierno.
 

“Desde la creación de la demanda hasta el manejo de la distribución, considero que ambas lo hacen bien”, indicó.