Archivo

Sanborns, el mejor comensal para Vips

10 febrero 2014 4:44 Última actualización 16 agosto 2013 6:10

[Patrick Slim Domit se perfila para adquirir a Vips / Eladio Ortiz/ El Financiero] 


 
Miguel A. Pallares
 
 

A unos días de conocer al nuevo dueño de Vips, Grupo Sanborns que dirige Patrick Slim Domit, se perfila como la empresa favorita para hacerse de la cadena de 365 restaurantes propiedad de Walmart de México y Centroamérica, consideraron analistas.
 
 
 
A diferencia de otros posibles tiradores como Corporación Mexicana de Restaurantes (CMR), Alsea, Grupo Gigante, y los fondos de capital Advent y Nexxus, Sanborns no tiene deuda con costo y en caja cuenta con el equivalente a más de 500 millones de dólares, según su balance financiero.
 
 
 
“Sanborns es el que tiene mayor capacidad de compra, no se sabe si tengan el interés o busquen expandir su número de restaurantes de forma tan agresiva”, dijo José María Flores, analista de Casa de Bolsa Ve por Más.
 
 

Antonio Ocaranza, director de Comunicación de Walmart, indicó que este mes puede concretarse la venta de Vips, luego de que el pasado 14 de junio iniciara el proceso para analizar ofertas de interesados en la compra de un negocio que incluye las marcas Vips, El Portón, Ragazzi y La Finca.
 
 

Vips aporta el 1.7% de las ventas consolidadas de Walmart y el 1.6% de su flujo operativo, por lo que no es una división estratégica para la transnacional.
 
 

Francisco Guzmán, analista de Interacciones Casa de Bolsa, estimó que tomando como referencia las ventas y flujos de Vips, su venta puede darse en un rango de entre 5 mil y 8 mil millones de pesos, es decir, de 400 a 625 millones de dólares. En este sentido, Sanborns podría financiar la compra con sus propios flujos sin necesidad de recurrir a deuda.
Al segundo trimestre de 2013 la caja de Sanborns era casi 3 veces más grande que la de Alsea y 5 veces superior a la de Grupo Gigante, que opera la cadena Toks.
 

Con sentido estratégico
 
 

Para los analistas Alsea es un candidato con pocas posibilidades para comprar Vips ya que tendría que financiarla con deuda y se apalancaría, lo implicaría frenar sus planes de expansión. Al igual que CMR ha basado su crecimiento en la importación de marcas de comida casual. “Incluso para Alsea sería más peligrosa la compra porque tienen más deuda y pudiera afectarle en garantías o términos de sus calificaciones bursátiles (covenants)”, dijo el analista de Interacciones.
 
 
 
A junio de 2013 Alsea reportó créditos de 3 mil 462 millones de pesos. En el caso de CMR, el problema sería su tamaño y la transacción sólo se daría si Vips aceptara vender por separado sus establecimientos. Para Areli Villeda, analista de Banco Multiva, Gigante no es un tirador viable, ya que recién se hizo del 50% que le faltaba de Office Depot México, operación que disparó su nivel de apalancamiento. “Gigante ya tiene en sus restaurantes Toks una estrategia de expansión interesante”, añadió. El modelo de negocio de Sanborns es similar al de Vips. En 2012 operó 163 restaurantes en México y facturó 12 mil 535 millones de pesos, prácticamente el doble de los ingresos de Vips.