Archivo

Sagarpa descarta desabasto de maíz

10 febrero 2014 4:11 Última actualización 24 septiembre 2013 19:17

[El secretario, Enrique Martínez señala que precios podrían sufrir alteración ante receso de cosechas / Cuartoscuro]


 
 
 
Carlos Velázquez Martínez
CULIACÁN, Sin., 24 de septiembre.- La exportación de hortalizas (tomate sinaloense) a Estados Unidos no será suspendida y se descarta un desabasto de caña y maíz en el mercado nacional, por las afectaciones en la superficie sembrada en los estados de Sinaloa y Guerrero, respectivamente, afirmó el secretario de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (Sagarpa), Enrique Martínez y Martínez.
 
En cambio, consideró que los precios podrían sufrir una alteración ante el receso de cosechas, mientras se recupera la producción, pero no es alarmante la situación.
 
Asimismo, dijo que es muy aventurado en estos momentos predecir en cuanto se reducirá el Producto Interno Bruto (PIB) del sector agropecuario correspondiente a este año, pues todavía no se ha concretizado la evaluación en todas las entidades que sufrieron daños en agricultura, ganadería y pesca.
 
Luego de realizar un recorrido por presas hidráulicas y zonas afectadas por el huracán “Manuel” en Sinaloa, el titular de la Sagarpa y el gobernador del estado de Sinaloa, Mario López Valdez, encabezaron una reunión de evaluación de daños, con productores y funcionarios del sector agropecuario estatal.
 
Se le informó que fueron  dañadas  con pérdida total mil 536 hectáreas de hortalizas de las 4 mil 700 que estaban sembradas a cielo abierto en la zona centro de Sinaloa. Dicha superficie corresponde al ciclo de primavera-verano que está por concluir.
 
En el panorama nacional se han cuantificado 430 mil hectáreas dañadas, de las cuales están aseguradas poco más de 230 mil hectáreas.
 
Lo positivo de la situación es que para el ciclo otoño-invierno (2013-2014), se tiene una disponibilidad de agua en las presas hidráulicas, de  8 mil millones de metros cúbicos, que representa el 52 por ciento de la capacidad de las 11 presas que abastecen riego agrícola a Sinaloa.
 
 
El augurio es positivo, porque la entidad había padecido sequía y heladas en los años anteriores que habían restringido la producción agrícola de manera significativa, pues Sinaloa aporta casi el 30 por ciento de los alimentos del país, desde maíz, frijol, hasta hortalizas como tomate, pepino y berenjena.