Archivo

Rusia liberaría a integrantes de Greenpeace y Pussy Riot con amnistía

06 febrero 2014 6:56 Última actualización 18 diciembre 2013 10:25

[La amnistía es considerada un intento del gobierno ruso por apaciguar las críticas sobre la situación de los derechos humanos./Reuters] 



AP
 

El parlamento ruso aprobó un proyecto de amnistía que abarca a los 30 tripulantes de un barco de Greenpeace detenidos después de una protesta en el Ártico, así como a las integrantes de la banda punk Pussy Riot.
 

La amnistía es considerada como un intento del Kremlin por apaciguar las críticas sobre la situación de los derechos humanos en Rusia, en la antesala de las Olimpiadas de Invierno que se realizarán en Sochi y que iniciarán en febrero. Aunque los legisladores de la oposición sostuvieron que el proyecto no era suficientemente amplio y que la complicada legislación deja muchos interrogantes.
 

El parlamento votó 46-0 en favor del proyecto, que abarca en general a quienes no hayan cometido delitos violentos, los que hayan delinquido por primera vez, los menores y las mujeres con hijos pequeños. Los legisladores anticipan que unas 2 mil personas serán beneficiadas.
 

Se considera que la amnistía también favorecerá a Nadezhda Tolokonnikova y Maria Alekhina, las integrantes de Pussy Riot que cumplen una sentencia de dos años de prisión acusadas de disturbios por una protesta irreverente en una catedral de Moscú.
 

Sin embargo, no queda claro si los miembros de Geenpeace podrían enfrentar nuevos cargos no cubiertos por la amnistía o si podrán salir del país en el futuro inmediato. El Comité Investigador insistió en que la investigación del incidente todavía no se ha completado y agregó que algunos de ellos podrían enfrentar cargos adicionales, como agresión a un agente de seguridad.
 

La amnistía no abarca al ex magnate petrolero Mijaíl Jodorovsky, quien es considerado el principal prisionero político de Rusia, y sólo a ocho de los 26 acusados que participaron en una protesta en la plaza Bolotnaya en Moscú que terminó con forcejeos entre los manifestantes y la policía antimotines.
 

El legislador de oposición Dmitri Gudkov dijo que el proyecto de amnistía "ha enterrado toda esperanza de los activistas por los derechos humanos y las familias de los prisioneros políticos de que sus hijos y familiares fueran puestos en libertad".
 

La amnistía entrará en vigencia en cuanto el proyecto se publique en el órgano del gobierno, lo que se espera ocurra el jueves, pero otorga a los fiscales un periodo de seis meses para aplicarlo, lo que significa que algunos de los prisioneros teóricamente podrían aguardar semanas o meses antes de salir en libertad.