Archivo

Roscas de reyes acaparan anaqueles y producción

01 febrero 2014 3:44 Última actualización 06 enero 2014 5:30

 [Las panaderías esperan una buena venta de este tipo de pan dulce, dado que el 6 de enero cae en lunes. / El Financiero] 


 
Ana Martínez
 
 
Las panaderías de barrio esperan la llegada de los Reyes Magos y únicamente venderán roscas típicas de la temporada este 6 de enero.
 
 
La producción de otros tipos de pan dulce se reanudará mañana, de otra forma, no podrían cumplir con la demanda de sus clientes, dijeron varios representantes de los establecimientos a EL FINANCIERO.
 
Se hace un poco de pan dulce para los restaurantes, pues tenemos clientes muy puntuales. Prácticamente en la producción se trabajan únicamente roscas de reyes porque no nos da para hacer más que eso”, explicó José Antonio Zugarramurdi, representante de La Vasconia Pastelería, ubicada en el Centro de la Ciudad de México. El comerciante aseguró que las ventas de roscas serán positivas en comparación con las de 2013, pues el año anterior la fiesta se celebró en domingo y se perdieron los clientes de las oficinas. “Si los días 5 y 6 de enero caen en sábado y domingo, para nosotros es malo porque no hay oficinas, ni escuelas, bancos, ni comercios, la venta se nos disminuye bastante. Este año el día 6 tendremos buena venta (porque cae en lunes), aunque el 5 va a disminuir”, dijo Zugarramurdi.
 
Para los panaderos la situación óptima es que ambos se encuentren entre los días hábiles de la semana.
 
El pasado viernes, las panaderías más pequeñas de la Colonia Tabacalera, como Pastelería Libertad, aún no exhibían en sus repisas las roscas de reyes y sus empleados comentaron que empezarían a venderlas a partir de ayer. La mayoría de las panaderías de la Zona Rosa, de la Ciudad de México, son anexos de restaurantes y continuarán horneando distintos tipos de pan dulce, aunque se enfocarán principalmente en la rosca. La Casa de los Abuelos, fijó precios de 229 y 279 pesos para sus roscas mediana y grande, respectivamente.
 
 
Se estima que el impuesto de 8 por ciento al pan dulce, merme en 10 por ciento las ventas de la industria este año y que su precio suba hasta 15 por ciento.