Archivo

Riesgo de que se forme hielo en motores de aviones 747-8 y Dreamliners

06 febrero 2014 7:13 Última actualización 23 noviembre 2013 11:20

 [Boeing instó a 15 operadores a evitar volar esas aeronaves cerca de tormentas a elevada altitud. / Bloomberg]  


Reuters

Seattle/Tokio.- Boeing advirtió a varias aerolíneas sobre el riesgo de que se pueda formar hielo en los motores de sus nuevos aviones 747-8 y Dreamliners equipados con propulsores General Electric, e instó a 15 operadores a evitar volar esas aeronaves cerca de tormentas a elevada altitud.

La advertencia llevó a Japan Airlines (JAL) a quitar a 787 Dreamliners de dos rutas internacionales. Otras aerolíneas afectadas incluyen a Lufthansa, United Airlines, una rama de United Continental Holdings y a Cathay Pacific Airlines.

"Boeing y JAL comparten un compromiso con la seguridad de los pasajeros y tripulaciones a bordo de nuestros aviones. Respetamos la decisión de JAL de suspender algunos servicios de 787 en rutas específicas", dijo un portavoz de Boeing.

La noticia se conoce después de seis incidentes entre abril y noviembre que involucraron a cinco 747-8 y un 787 impulsados por motores GEnx de GE, que sufrieron una pérdida temporal de propulsión cuando estaban volando a elevada altitud.

El problema fue causado por la formación de cristales de hielo, en un principio justo detrás del ventilador delantero que atraviesa el motor, dijo un portavoz de GE, agregando que todas las aeronaves involucradas aterrizaron en sus destinos sin mayores problemas.

Boeing emitió el viernes un aviso prohibiendo a los aviones afectados volar a alta altitud dentro de un rango de 50 millas náuticas de tormentas que pueden contener cristales de hielo.

Japan Airlines dijo el sábado que reemplazará los Dreamliners en sus vuelos Tokio-Delhi y Tokio-Singapur con otro tipo de aeronaves, y que abandonó un plan de usar aviones 787 para su ruta Tokio-Sidney a partir de diciembre.

"La industria de la aviación está experimentando un creciente número de casos de formación de cristales de hielo en los últimos años mientras crece la flota de grandes aviones comerciales, particularmente en regiones tropicales del mundo", dijo un portavoz de GE.

GE y Boeing están trabajando en modificaciones de software para el sistema de control del motor, que esperan que elimine los problemas, agregó.

Todos los 747-8 están impulsados por motores GEnx, mientras que los 787 tienen o esos motores de GE o propulsores Trent 1000 hechos por Rolls-Royce Plc.