Archivo

Riesgo de fuga de ingenieros en Pemex

07 febrero 2014 3:46 Última actualización 11 octubre 2013 5:39

[Los más capacitados migrarían a petroleras transnacionales. / Bloomberg] 


 
 
Sergio Meana
 
 
Uno de los mayores riesgos que tiene Petróleos Mexicanos (Pemex) ante una posible apertura del sector es la fuga de capital humano que se daría a partir de la necesidad de empresas petroleras extranjeras por ingenieros nacionales que hablen español y conozcan los yacimientos, advirtieron expertos.
 
 
Miriam Grunstein, profesora investigadora del tema energético en el Centro de Investigación y Docencias Económicas (CIDE), señaló que hay dos riesgos: uno, que los trabajadores internacionales desplacen al personal nacional menos capacitado, y otro, precisamente el que los ingenieros más capacitados migren a petroleras transnacionales.
 
 
Entre las principales razones para ello están la oportunidad de trabajar en proyectos en Canadá o Emiratos Árabes, aunado a una perspectiva de crecimiento establecida en planes de carrera, de los cuales carece Pemex.
 
 
Incluso el sueldo estaría por arriba de las prestaciones actuales que ofrece el monopolio.
 
 
Por ejemplo, el director general de Exxon, Rex Tyllerson recibió el año pasado 40 mil 300 millones de dólares de compensación total, mientras que Emilio Lozoya, director general de Pemex tiene un sueldo mensual de 199 mil 300 pesos brutos, algo así como 184 mil dólares al año, de acuerdo con el portal de transparencia.
 
 
En el caso de los ingenieros, el fenómeno de migración sucede actualmente cuando personal localizado en Campeche y Villahermosa renuncian a Pemex para trabajar en empresas de servicios como Halliburton o Schlumberger, añadió Grunstein.
 
 
“A partir de la gerencia ellos están ganando cerca de 150 mil pesos al mes, lo cual para un petrolero de nivel gerencial es bajo. Con bonos y demás, un petrolero de una empresa grande gana millones de dólares al año”, señaló la docente.
 
 
Además ante la competencia, las prestaciones del Contrato Colectivo de Trabajo, como 105 días de maternidad, lentes gratis, atención médica para toda la familia, 21 días de vacaciones, 186 por ciento de prima vacacional, o 100 mil pesos para reparaciones de casa podrían no ser sostenibles.
 
 
“Si esto se vuelve competitivo Pemex no va a poder respetar los términos del contrato colectivo porque si no va tronar, va a tener que haber migración del personal menos capacitado”, dijo Grunstein.
 
 
El problema es grave porque Pemex cuenta con una gran cantidad de personal en sus primeros años, así como en edad cercana al retiro, pero muy escasa en la parte media, donde se es más productivo, informó uno de los directores de una firma de consultores especializada en el sector energético, quien pidió no ser identificado por estar actualmente trabajando con la paraestatal y por tener información confidencial sobre las edades de la plantilla laboral.
 
 
“Hay dos grupos de ingenieros relevantes en exploración y producción, los recién graduados con limitada experiencia y nivel de competencias, y el personal con amplia experiencia que está próxima a jubilarse, pero muy poca en la edad media donde se está en el pico de la productividad”, indicó.
 
 
El Instituto Federal de Acceso a la Información y Protección de Datos (IFAI) no quiso revelar a este diario la información de la edad de la plantilla de los trabajadores, por tratarse de datos personales.
 
 
Otra observación de los especialistas es que uno de los principales objetivos de la reforma energética sería la explotación de yacimientos con contenido de piedras de lutitas o shale (por su nombre en inglés) lo que implicaría una reconceptualización de los equipos de trabajo en la paraestatal.