Archivo

Rezago hasta de 24 meses en pagos a proveedores: IP

07 febrero 2014 5:57 Última actualización 16 julio 2013 5:49

[Bloomberg]


 
 
Isabel Becerril
 
 

El sector empresarial continúa preocupado porque muchos estados y municipios todavía no pagan sus deudas a los proveedores y esta situación se ha alargado hasta 24 meses, lo que pone en jaque a más de 32,000 empresas y ahuyenta la inversión.
 
 
Juan Pablo Castañón Castañón, presidente de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex), explicó que algunos estados han empezado a liquidar los adeudos atrasados, pero los “actuales que datan de enero a la fecha están pendientes”.
 
 
En entrevista con El Financiero, indicó que a los empresarios les preocupa que el gasto en infraestructura en los estados y municipios no haya empezado a ejercerse y los compromisos de pago presentan un grave rezago.
 
 
Advirtió que en los estados donde se presentan los mayores problemas de impagos a proveedores, son “mal vistos por los inversionistas y los están descartando por desconfianza”, entre ellos Michoacán, Veracruz y Coahuila.
 
 
Castañón aseveró que parte de la desaceleración económica que se presenta en el país ha sido causada por los estados que han detenido la economía de miles de empresas y, por consiguiente, el mercado local se ha alentado y algunas firmas han fenecido porque no pudieron esperar los pagos.
 
 
Señaló que muchos de los agremiados a la Coparmex “nos piden ayuda para que intervengamos con las autoridades de esas entidades para que les paguen, porque los adeudos superan hasta los 24 meses”.
 
 
Admitió que el gobierno de Veracruz ha empezado a liquidar las facturas de hace dos años, pero contrae nuevos pasivos con sus proveedores.
 
 
Rodrigo Alpízar Vallejo, presidente de la Cámara Nacional de la Industria de la Transformación (Canacintra), subrayó que más de 30,000 empresas proveedoras están padeciendo, porque muchos estados y algunas secretarías llevan retrasos en sus pagos de más 60 y 120 días.
 
 
Precisó que las pequeñas y medianas empresas (Pymes), que representan 97% del aparato productivo del país y generan siete de cada 10 empleos formales, son las que sufren más por la carencia de recursos y si el pago de las deudas por parte de los estados no se activa, difícilmente podrán abordarse los nuevos proyectos generadores del empleo.
 

Luis Zárate Rocha, presidente de la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción, dijo que los problemas financieros de algunas entidades ocasionaron que unas 2,000 pequeñas y medianas empresas se encuentren en situación crítica.
 
 
Recordó que el adeudo a las constructoras por parte de los gobiernos estatales y municipales llegó hasta 1,400 millones de pesos. Las entidades con mayores pasivos con estas empresas son Coahuila y Chiapas, mientras que otros estados como Sinaloa y Baja California ya comenzaron a liquidar.
 
 
Datos de los gobiernos locales indican que en los primeros cinco meses del año en Michoacán se han pagado 4,309 millones de pesos, de un adeudo de 15,754 millones de pesos,mientras que en Tabasco se han liquidado 600 millones de pesos, en seis meses, de una deuda de 2,000 millones de pesos con proveedores, que dejó la anterior administración.