Archivo

Resuelve PRD continuar en el Pacto

06 febrero 2014 6:58 Última actualización 25 noviembre 2013 5:38

[Zambrano defiende los resolutivos del Congreso: “son legítimos”; el relevo de la dirigencia, en marzo o mayo / Cuartoscuro / Archivo]


 

Rivelino Rueda
 
 
Las principales corrientes del PRD confirmaron su decisión y votaron permanecer en la mesa del Pacto por México, con la condición de que el gobierno federal no “imponga” una reforma energética con cambios constitucionales.
 
En medio de los cuestionamientos de la corriente cercana a Andrés Manuel López Obrador y a Marcelo Ebrard de que los resolutivos son legales, los participantes en el XIV Congreso Nacional del sol azteca aprobaron por mayoría cerrarle la puerta a las alianzas generales con el PRI y con el PAN, así como eliminar el “candado” estatutario para que ahora los exdirigentes nacionales del Partido de la Revolución Democrática puedan contender en los procesos internos para la renovación de la dirección nacional.

Con un “amarre” tomado con anterioridad, las cuatro principales tribus perredistas –Nueva Izquierda (NI), Izquierda Democrática Nacional (IDN), Alianza Democrática Nacional (ADN) y Patria Digna– determinaron mantenerse en el Pacto pese al anuncio de dos de las principales figuras en ese partido, Marcelo Ebrard Casaubon y Alejandro Encinas Rodríguez, de impugnar ese resolutivo.
 

Durante el último día de trabajos del XIV Congreso Nacional del sol azteca que se realizó en Oaxtepec, Morelos, el pleno del máximo órgano del Partido de la Revolución Democrática (PRD) aprobó por mayoría el dictamen que definió su directriz política.
 
El documento establece que “se permite convivir en participar en el Pacto por México, pero se advierte al presidente Enrique Peña Nieto, al PRI y al PAN que si imponen la reforma energética, en ese momento se termina el Pacto”.
 
Luego de que Marcelo Ebrard calificó de “ambiguas” y de “simulaciones” las decisiones tomadas por los dirigentes de las principales corrientes perredistas, el presidente nacional del sol azteca, Jesús Zambrano Grijalva, argumentó que el cónclave de ese partido fue “un éxito”.
 
Y añadió: “No somos nosotros los que estamos poniendo tensión en el Pacto, ni los que nos estamos saliendo de los preceptos establecidos en el Pacto, es Peña Nieto, sobre todo, una de las partes firmantes, la que con las modificaciones constitucionales que se están proponiendo, están rompiendo el sentido establecido, el contenido esencial de los acuerdos contenidos en el Pacto por México”.
 

Contra las duras críticas del exjefe de Gobierno, Marcelo Ebrard, el líder de la tribu IDN, René Bejarano Martínez, atajó las suspicacias de sus correligionarios cercanos al dirigente de Morena y señaló que gran parte de los asuntos que se votaron, tanto en las mesas de trabajo como en el pleno, salieron por unanimidad o por abrumadora mayoría, por lo cual “las decisiones tomadas por el Congreso son legítimas”.
 

Las dudas
 
No obstante, el resolutivo avalado respecto a la permanencia del PRD en el Pacto por México dejó dudas en algunos perredistas.
 
Y es que el documento establece que la decisión de retirarse de ese mecanismo de concertación de acuerdos, si se aprueba una reforma energética con cambios a los artículos 27 y 28 de la Constitución, estará en manos de la Comisión Política Nacional del partido, órgano de dirección que reúne a los dirigentes de todas las corrientes del sol azteca.
 

Sin embargo, el líder de la corriente Nueva Izquierda (NI), Jesús Ortega Martínez, argumentó que la determinación del Congreso Nacional del PRD de continuar en el Pacto por México es para que “podamos utilizar nosotros ese mecanismo como vía para materializar nuestras propuestas”.
 

Además, reconoció que ese acuerdo nacional no es el único instrumento para la construcción de acuerdos, sino que también están las pistas del Congreso de la Unión, la acción social o la movilización como la que realizó el PRD la semana pasada, en el Zócalo de la ciudad de México, en defensa del petróleo.
 
Convocatoria para 2014
 

En el tramo final de los cuatro días dedicados a evaluar su presente para determinar su futuro, los perredistas dejaron a su CPN definir la convocatoria, los tiempos y el método para la elección del nuevo presidente del PRD, lo cual podría ocurrir en marzo de 2014, cuando concluye el periodo de Jesús Zambrano, o en mayo del próximo año como lo han propuesto algunos dirigentes.