Archivo

Restaurantes prevén golpe con reforma

07 febrero 2014 3:43 Última actualización 26 septiembre 2013 5:39

[Restauranteros estiman pérdida por 10 mil mdp / Cuartoscuro] 


 
 
 
Claudia Alcántara
 
 
 
 
 
 
 
De aprobarse la eliminación de la deducibilidad de ISR a los consumos en restaurantes, durante 2014 el sector formal a nivel nacional registraría una caída en sus ingresos por ventas del 5 por ciento, en comparación con este año, lo que significaría una pérdida cercana a 10 mil millones de pesos, estimaron la Cámara Nacional de la Industria de Restaurantes y Alimentos Condimentados (Canirac) y la Asociación Mexicana de Restaurantes (AMR).
 
 
 
 
 
Asimismo, el gremio restaurantero y analistas del sector turístico previeron que la reforma sería un incentivo a la informalidad.
 
 
 
 
 
El presidente de la Canirac, Manuel Gutiérrez, expresó que eliminar la deducibilidad de 12.5 por ciento del ISR en el consumo de alimentos representaría un duro golpe para 428 mil establecimientos en el país, que actualmente generan un millón y medio de empleos.
 
 
 
 
 
“La industria significa el 1.5 por ciento del PIB y somos el 15 por ciento del PIB turístico, somos una industria importante, es una industria de micro y pequeñas empresas básicamente, entonces yo sí creo que puede hacer daño”, dijo Gutiérrez.
 
 
 
 
 
Francisco Mijares, presidente de la AMR, recordó que hace más de una década la Ley del ISR permitía que las personas morales y físicas con actividades empresariales y profesionales realizaran la deducción de los consumos de restaurantes al 100 por ciento, en años posteriores bajó al 50 por ciento, posteriormente al 25 y volvió a descender al 12.5 por ciento actual.
 
 
 
 
 
Según análisis de la Canirac, la deducibilidad del ISR al 100 por ciento en consumo de alimentos podría generar un crecimiento de los ingresos por ventas del sector del 10 por ciento, sobre la base actual de 20 mil millones de pesos por año, así como la generación de 150 mil empleos directos adicionales.
 
 
 
 
 
En contraste, la eliminación total de la deducibilidad, estaría provocando una contracción de estas ventas, señaló Gutiérrez.
 
 
 
 
 
“Lo que ocurriría es que esa persona con los 50 pesos diarios que le dan, en lugar de ir a un restaurante se va al ambulantaje”, expuso Mijares.