Archivo

Repunta la cartera vencida de empresas

07 febrero 2014 3:48 Última actualización 02 septiembre 2013 5:10

[La mayor alza corresponde al sector construcción / Cuartoscuro]


 
 
Eduardo Jardón
 
 
La cartera vencida del sector industrial con la banca comercial repuntó 130 por ciento anual en julio.
 
 
Este fue su mayor crecimiento en poco más de 17 años, desde marzo de 1996, de acuerdo con los registros del Banco de México.
 
 
Su monto se elevó de 12 mil 373 millones de pesos en julio de 2012 a 28 mil 400 millones en el mismo mes de este año.
 
 
El repunte se debe principalmente a un mayor deterioro en la cartera crediticia de las constructoras, resultado de una caída en la producción de esta actividad, ante la contracción en el gasto en infraestructura del gobierno y por la crisis que atraviesan algunas desarrolladoras de vivienda.
 
 
La cartera vencida de este sector subió 166 por ciento anual en julio. Su saldo se elevó de 9 mil 615 del séptimo del 2012 a 25 mil 618 millones de pesos al mismo periodo del 2013.
 
 
Durante el segundo trimestre el Producto Interno Bruto (PIB) de la construcción cayó 4 por ciento anual, con lo que acumuló tres trimestres consecutivos a la baja. Además, el descenso que  presentó fue el más significativo desde 2009.
 
 
En el desglose, destacó el incremento de 383 por ciento en la cartera vencida que presentaron las empresas dedicadas a la construcción de edificios no habitacionales.
 
 
Las que se orientan a la construcción de vías de comunicación reportaron un crecimiento de 490 por ciento en los pagos vencidos, mientras que en las desarrolladoras de vivienda el avance fue de 10.7 por ciento anual.
 
 
Estos datos contrastan con la caída de 82 por ciento en industria minera y con el aumento de 4 por ciento en la industria manufacturera.
 
 
La cartera vencida total de la banca subió 43.1 por ciento anual en julio, y esta fue su mayor cifra desde principios de 2009.
 
 
Ante el deterioro en la cartera vencida los bancos han tenido que elevar sus reservas contra riesgos crediticios, lo que ha tenido un impacto sobre sus utilidades.
 
 
Durante julio la cartera vigente aumentó 6.4 por ciento, lo que implicó una ligera recuperación desde el 5.7 por ciento del mes previo.
 
 
Analistas de Banorte-Ixe apuntaron en un reporte que el crédito de la banca al sector privado sigue en desaceleración, lo que se debe a la pérdida de dinamismo de la actividad económica.