Archivo

Remesas bajarán en 2013, pero subirán en 2014

06 febrero 2014 6:58 Última actualización 11 diciembre 2013 10:50

[México se ubicará como el cuarto receptor de remesas en el mundo, por segundo año consecutivo. / Bloomberg / Archivo] 


 
Jeanette Leyva Reus
 
 
Al cierre de este año, las remesas registrarán una caída, pero en 2014 revertirán esa tendencia y crecerán entre 5 y 6 por ciento a 22 mil 595 millones de pesos, previó el economista en Jefe para México de BBVA Research, Carlos Serrano Herrera.
 
Señaló que para fines de 2013 se espera que las remesas registren una baja de entre 4.5 y 5.5 por ciento respecto al año pasado, con lo que habría entrado al país por este concepto entre 21 mil 204 millones y 21 mil 430 millones de dólares.
 
Si bien México será uno de los cinco países que reportarán una baja en el ingreso de remesas junto con Israel, Kosovo, Albania y Francia, es el cuarto en recibir el monto más alto después de India, China y Philipinas.
 
De acuerdo con Serrano Herrera, el incremento en las remesas previsto para el siguiente año se dará gracias a la recuperación del sector de la construcción en Estados Unidos, donde laboran miles de migrantes mexicanos.
 
De hecho, destacó, el 60 por ciento de los mexicanos radicados en Estados Unidos se emplea en hostelería, esparcimiento, construcción y comercio, sectores que actualmente se encuentran en recuperación, lo que impulsará el incremento de las remesas en 2014.
 
Asimismo, mencionó que no habrá grandes cambios en el flujo de migrantes hacia el vecino del norte a pesar de las medidas más rígidas que se han impuesto últimamente en la frontera.
 
Según el directivo de BBVA Bancomer, la mayor parte de las remesas enviadas al país son destinadas con la intención de invertirse, como en la compra de una vivienda, pues muchos mexicanos mantienen la esperanza de regresar a radicar en México.
 

Sin embargo, dijo, estos recursos se utilizan como un salario al destinarse la mayor parte al consumo y las necesidades básicas en el hogar.
 

Por ello, comentó que ante la importancia que tienen estos recursos en las familias, el banco apuesta por bancarizar a los receptores de dichas remesas, vía banca móvil o corresponsalia, debido la facilidad que hay para abrir una cuenta clasificada como básica.