Archivo

Relojes y bandas, las estrellas del CES

06 febrero 2014 3:50 Última actualización 08 enero 2014 5:31

  [Kunimasa Suzuki, CEO de Sony Mobile Communications, muestra la SmartBand. / Bloomberg] 


 
Bloomberg
 
 
Reportes desde el Consumer Electronics Show (CES) en Las Vegas indican que la industria de los gadgets ha decidido que el 2014 sea el año de la tecnología para vestir.
 

En otras palabras, habrá una caótica proliferación de relojes inteligentes y bandas mágicas hasta que alguien aparezca con la app más innovadora. Al mercado de los teléfonos inteligentes - smartphones- le tomó unos 10 años llegar al punto en el que los consumidores pudieran darse cuenta de lo que es una oferta.
 

Hoy, sólo existen IOS y Android. Siendo generosos, también está el Windows Phone que, según la compañía, está superando a Apple en muchos países, pero que sigue con menos del 4 por ciento del mercado.
 

Todas las plataformas ofrecen una más o menos idéntica lista de funciones y múltiples apps. En tanto, el mercado de la tecnología que se viste no ofrece tanta claridad ni estandarización.
 

"Esperamos que cada proveedor de relojes inteligentes cree su propia tienda de apps y que los consumidores experimenten una jungla sin ley para 2015", predijo en diciembre la compañía finlandesa Koru, que encabeza Christian Lindholm, creador de la aplicación Lifeblog, de Nokia.
 

Sigue siendo una incógnita qué es lo que estos dispositivos deben hacer en realidad. ¿Es suficiente con que señalen la hora e interactúen con un smartphone? ¿Que muestren mensajes y notificaciones en una pantalla más pequeña pero más accesible y que usen comandos de voz para manejar el teléfono? ¿O deberían tener también las funciones de una banda para fitness y seguir el progreso del ejercicio, contar calorías y analizar patrones de sueño y descanso?
¿Una persona necesita un reloj y, además, una banda?
 

Algunas compañías piensan que dos es mejor que uno, posiblemente porque así las ventas serían más altas. Sony, que lanzó un reloj inteligente el año pasado, aprovechó el CES para presentar un adelanto de su nueva SmartBand, un dispositivo capaz de documentar hasta el más mínimo detalle de quien lo porta, y no solamente su tiempo al correr o andar en bicicleta. Samsung también planea lanzar una banda, según reportes.
 
 
Al mismo tiempo, algunos productores se están especializando. El reloj inteligente de Pebble dura días sin necesidad de recarga y está por encima de otros en el desarrollo de aplicaciones, aunque no está orientado al fitness.
 
 
En cambio, una banda de Basis monitorea el sudor del usuario, pero con ella no se puede revisar el correo electrónico. Razer, fabricante de gadgets para gamers, creó Nabu, que es reloj inteligente y banda de fitness al mismo tiempo. Como la mayoría de los nuevos gadgets, Nabu es una plataforma abierta, por lo que cualquiera puede desarrollar apps para el dispositivo.
 

La "jungla sin ley" luce igual que el mercado de celulares a principios de la década del 2000, antes del iPhone. Cuando el gadget de Apple debutó en 2007, fue criticado por no tener tal o cual elemento, como un teclado externo, por ejemplo. Poco después, se convirtió en la guía dorada que todos trataban de copiar o superar.
 
 
En una jungla, alguien tiene que rugir para que los otros animales levanten las orejas. Ese rugido tiene que venir de un animal muy grande, aunque no necesariamente será Apple. 
 

Nadie sabe cuándo la compañía lanzará su propio dispositivo o si, en la era post Steve Jobs, todavía será capaz de una nueva innovación que cambie el mercado.
 

Tampoco se espera que la última palabra venga de Pebble, Basis o Razer, aunque sus esfuerzos indudablemente ayudarán a desarrollar el producto definitivo. Sony y Samsung han demostrado que son seguidores y no líderes, actuando mecánicamente para llenar nuevos nichos de mercado.
 

Tal vez en esta ocasión el rugido vendrá de Google, o incluso de Microsoft, donde Alex Kipman, uno de los desarrolladores de Kinect, está trabajando en esta tecnología.
 

Los punteros están aquí sólo para abrir el mercado. Comprar sus gadgets ahora no tiene sentido práctico, pero esto hará que los gigantes se interesen.
 

Meteor / Empresa: Kreyos / Precio: 170 dólares
 
 

Pebble Steel / Empresa: Pebble /Precio: 249 dólares
 
 

Toq / Empresa: Qualcomm / Precio: 350 dólares
 
 

Nabu / Empresa: Razerzone / Precio: ND
 
 

Hot / Empresa: PH Technical Labs / Precio: de 152 a 211 dólares