Archivo

Reformas pueden modificarse de no funcionar: Valenzuela

06 febrero 2014 6:51 Última actualización 13 noviembre 2013 5:56

[El director general del Grupo Financiero Banorte comenta que sumar los cambios le dará un giro al crecimiento del país / Arturo Monroy / El Financiero]


 
 
Jeanette Leyva Reus
 
Las reformas estructurales que se han puesto en marcha en México, se les debe dar un seguimiento preciso para “calibrarlas” en el momento que sea necesario. Esto, porque las reformas “no son perfecta, son perfectibles”, indicó Alejandro Valenzuela, director general del Grupo Financiero Banorte.
 
En entrevista con El Financiero, reconoció que debe haber una apertura para modificar las reformas, en caso de que haya temas que descartar porque no funcionen.“Me parece que debe haber mucha apertura y aceptar los cambios para bien o para mal de las reformas que deban modificarse en algún punto, los economistas del banco consideran que cuando uno suma las reformas, si le darán una dinámica de crecimiento económico al país”.
 
La reforma hacendaria recién aprobada, reconoció tiene temas que le preocupa a la industria bancaria, y “debemos transitarlos, como el tema de las reservas”. Esto porque el régimen que regía en los bancos el r les permitía una deducibilidad de 2.5 por ciento de reservas, y no se otorgó un periodo de transitoriedad.
 
“Habrá instituciones que les pegará a una más que a otras, pero pega a todos como industria en ese tema. Es una reforma con visión recaudadora, simplifica unos temas, elimina otros como el IDE, que incentivó la informalidad, es una cosa buena porque promoverá que se utilice más el sistema financiero, porque la gente le molestaba ese tres por ciento”.
 
Por el otro lado si se aprueba la reforma financiera que tiene el objetivo de que la banca preste más, pero que sea de la mano de cambios en materia judicial para que las instituciones recuperen las garantías de forma más rápida, no solo se pueden reducir las tasas de interés, sino lograr que la afectación que hoy significa la reforma hacendaria se reduzca.
 
Para Banorte, dijo, la reforma para dotar de mayor disciplina financiera a estados y municipios es “muy importante, porque lo que pasó con Coahuila nos abrió los ojos, porque aun cuando se pensaba que había claridad no la había y esta ley busca ordenar, para que el financiamiento a entidades se haga de la mejor manera, utilizar recursos para inversión productiva”.
 
La reforma energética que se discute actualmente por los legisladores, consideró, debe tener reglas simples, dar certidumbre en los contratos y otorgar una tasa de retorno interesante, porque si no se tienen estos tres elementos, aun cuando se abra la industria, nadie querrá participar, incluyendo los bancos.