Archivo

Reformas generarán más de 1 millón de empleos formales por año: Pronafide

06 febrero 2014 6:54 Última actualización 16 diciembre 2013 10:42

[El PRONAFIDE entra en vigor este lunes. / Cuartoscuro / Archivo] 


 
Marcela Ojeda
 
El crecimiento potencial de la economía estimado tras la implementación de las reformas estructurales, de 5.3 por ciento en 2018, generaría más de 300 mil empleos formales adicionales, con lo que se superaría el millón de plazas anuales, según estimaciones del Programa Nacional de Financiamiento del Desarrollo (PRONAFIDE) 2013-2018, que este lunes entra en vigor tras su publicación en el Diario Oficial de la Federación (DOF).
 
El documento agrega que estas estimaciones son consistentes con el marco macroeconómico de mediano plazo presentado en los Criterios Generales de Política Económica (CGPE) 2014. 
 
El PRONAFIDE define los “cómo” para que la presente administración logre los objetivos, indicadores y metas establecidas en el Plan Nacional de Desarrollo (PND) 2013-2018 anunciado por el Presidente Enrique Peña Nieto el 20 de mayo pasado.
 
 
Este programa estima que la reforma en telecomunicaciones incrementará el crecimiento en promedio en 0.3 por ciento entre 2015 y 2018. “Esta estimación refleja un aumento en la penetración de líneas de telefonía fija, telefonía móvil, internet y banda ancha en México con el fin de llevarla a los niveles observados en otros países desarrollados”.
 
Asimismo indica que la mejora en las condiciones de competencia en los servicios de telecomunicaciones y radiodifusión implica un funcionamiento más eficiente de los mercados en donde un mayor número de usuarios podrá acceder a ellos en mejores términos de calidad y precio.
 
Respecto a la reforma financiera destaca que proveerá a familias y empresas de mayor crédito y mejorará las condiciones de sus financiamientos, y que como consecuencia se podrán materializar inversiones en proyectos productivos que no contaban con acceso al crédito en las condiciones actuales, lo que generará más empleos y una mayor acumulación de capital.
 
“Mientras que en 2012 en México el financiamiento interno al sector privado fue de 25.7 por ciento del PIB, alcanzar en 2018 cifras de 40.0 por ciento del PIB implicará mayores posibilidades de consumo e inversión en la economía, con el consecuente impacto en el crecimiento. En promedio, esta reforma aumentará el crecimiento en 0.4 por ciento entre 2015 y 2018”.
 
Respecto a la reforma energética, enfatiza que de igual manera contribuirá con un crecimiento adicional de 1.0 por ciento hacia 2018, al aprovechar los recursos energéticos en favor de una mayor generación de empleos y una mayor inversión.
 
Se prevé que se pueda incrementar la producción de petróleo de 2.5 millones de barriles diarios actualmente a tres millones en 2018 y a 3.5 millones en 2025. Con la reforma energética se tendrá un abasto de energía en cantidades suficientes y a costos competitivos, lo que repercutirá en la productividad de todos los sectores de la economía al poder producir con menores costos”.

Asimismo, señala que la reforma fiscal incrementará el crecimiento en 0.2 por ciento en promedio entre 2015 y 2018 como consecuencia del estímulo contracíclico transitorio y decreciente, con el fin de apoyar a la economía y al empleo, “al tiempo que permitirá invertir de manera importante desde ahora para alcanzar los frutos de las reformas estructurales lo antes posible”.
 
El decreto presidencial por el que se aprueba el PRONAFIDE 2013-2018 señala que será de observancia obligatoria para las dependencias y entidades de la Administración Pública Federal (APF) en el ámbito de sus respectivas competencias.
 

[Tomada del Diario Oficial de la Federación]