Archivo

Reforma hacendaria complicará pago de nómina

01 febrero 2014 8:11 Última actualización 12 diciembre 2013 5:30

 [Las áreas de recursos humanos de las empresas podrían reportar las primeras complicaciones. / Arturo Monroy / El Financiero] 


 
 
Zenyazen Flores
 
En la primera quincena de enero de 2014, las áreas de recursos humanos de las empresas podrían reportar las primeras complicaciones por la entrada en vigor de la reforma hacendaria.
 
 
A partir del 1 de enero, las empresas tendrán por obligación emitir recibos de nómina de forma electrónica; sin embargo, especialistas aseguran que las empresas no están todavía familiarizadas con el nuevo mecanismo y acusan que el Servicio de Administración Tributaria (SAT) aun no expide los nuevos formatos a los que deberán apegarse las empresas.
 
 
Alberto de Armas, presidente de la Asociación Mexicana en Dirección de Recursos Humanos (Amedirh), sostiene que las Pequeñas y Medianas Empresas (Pymes) podrían ser las más afectadas, ya que, en su mayoría, no tienen sus nóminas de manera automatizada, “tienen un sistema bastante básico y hasta de forma manual”.
 
Humberto Peña, asesor contable de la asociación, señala que una consecuencia del nuevo esquema es el riesgo de aumento en el costo de la nómina hasta en 30 por ciento, pues por desconocimiento y falta de certeza los empleadores podrían ingresar datos que para el SAT resulten erróneos.
 
Asimismo, indicó que el problema para las empresas derivado de la incompatibilidad de los formatos que tienen las empresas y el que requiere el SAT es que, hasta en tanto no se tengan los formatos los empleadores, no podrán hacer deducibles de su nómina diversas prestaciones laborales.
 
“En el fondo es una medida buena porque se controlan y transparentan los ingresos de la persona física y hay mayor control de las retenciones que hacen las empresas y con eso evitan que se quieran pagar menos impuestos.
 
“El problema es que la autoridad no tiene los elementos para conocer cómo se lleva a cabo un proceso de nómina. La autoridad quiere que la nómina sea con un formato que ellos diseñan, pero la realidad es que estamos preocupados de cómo vamos a pagar la primera nómina de enero cuando el SAT no ha publicado aun los nuevos formatos”, apuntó.
 
Ante la incertidumbre, la Amedirh realizó una encuesta para conocer el impacto que prevén las organizaciones por la reforma hacendaria, la cual muestra que 52 por ciento de las empresas estima un impacto “muy grave” en su organización y 56 por ciento tiene como su principal preocupación la economía de sus empleados.