Archivo

Reforma financiera permitiría cifras récord en crédito automotriz

07 febrero 2014 5:53 Última actualización 11 agosto 2013 9:50

[Bloombergh] 


Notimex

De ser aprobada la reforma financiera, el sector automotriz del país podría llegar a 70 por ciento en ventas de unidades financiadas, lo que significaría 250 mil unidades más al millón 70 mil que prevé colocar este año.

Así lo expuso el director de Relaciones Institucionales de la Asociación Mexicana de Distribuidores de Automotores (AMDA), Guillermo Rosales Zárate, quien dijo que con estas cifras romperían un nuevo récord histórico en ventas de vehículos a crédito en el país.

Con las aparentes pequeñas medidas se lograría un impacto considerable y pasar del 54 por ciento actual en crédito automotriz a una meta de 70 por ciento, expresó.

Con ello, señaló en entrevista con Notimex, se podría lograr la colocación de alrededor de 250 mil unidades adicionales al millón 70 mil que se tienen, lo que daría como resultado que el mercado doméstico mexicano se acerque a su potencial, calculado entre un millón 400 mil y un millón 500 mil unidades ligeras vendidas.

Destacó que los distribuidores de automotores en el país están complacidos de la iniciativa de reforma financiera, que en caso de ser aprobada, dijo, será considerablemente favorable.

Lo que se plantea como una mayor facilidad de operación para la banca de desarrollo es una oportunidad para que Nacional Financiera (Nafin) continúe otorgando recursos para apuntalar el crédito al consumo automotriz, aseveró el directivo.

Explicó que pese a los esfuerzos por aumentar el crédito, éste aún está por debajo de los niveles de 2007, antes de la crisis económica mundial, por lo que -reiteró- la reforma financiera permitiría un avance significativo.

Admitió que aún con las pequeñas cantidades de dinero que fueron otorgadas el año pasado al mercado con fondos de garantía, de 80 millones de pesos, fue posible potencializar le crédito unas 30 veces para llegar a alrededor de los cuatro mil millones de pesos, cuando la meta era de dos mil 400 millones de pesos.

Sumado a lo anterior, Rosales Zárate confió en que la eventual aprobación de la reforma financiera otorgue más facultades al Banco de México (Banxico) y a la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV), de tal suerte que los bancos tengan que prestar más a partir de movilizar un mayor porcentaje de su capital hacia el crédito y no tanto hacia bonos gubernamentales.