Archivo

Reforma en telecomunicaciones puede bajar participación de Slim: Lozano

07 febrero 2014 3:43 Última actualización 10 octubre 2013 9:38

[Carlos Slim controla cerca del 70 por ciento del mercado de telefonía móvil en México. / Cuartoscuro / Archivo] 


 

Reuters
 

La reforma al sector de las telecomunicaciones aprobada este año por el Congreso debería servir para reducir la participación de Carlos Slim en el mercado local de telefonía a menos de un 50 por ciento en los próximos 5 años, dijo el miércoles el senador Javier Lozano.

Slim, quien suele aparecer en los primeros lugares de las listas de los hombres más ricos del mundo, controla cerca del 70 por ciento del mercado de móviles de México y el 80 por ciento de la telefonía fija a través de Telcel y Telmex, parte de su firma América Móvil.
 
Actualmente se está escribiendo la legislación secundaria necesaria para implementar la reforma y Lozano, jefe de la comisión de transporte y comunicaciones de la Cámara Alta, dijo que el país podría tener las herramientas para cambiar radicalmente el mercado.

Esa legislación debería ser discutida por el Congreso en semanas próximas y algunos analistas han mostrado preocupación acerca de que el cabildeo de Slim y otros multimillonarios empresarios podría limitar su alcance.

Pero Lozano no cree que pueda darse marcha atrás a la reforma, que creó un nuevo regulador del sector, el Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT), que tendrá el poder de forzar a las empresas a compartir infraestructura e incluso a desprenderse de activos.

"Con estos instrumentos a su alcance, tiene que haber cambios muy visibles en el mediano plazo", dijo el senador panista.

Lozano fue consultado sobre si las medidas podrán bajar la participación de mercado de Slim por debajo del 50 por ciento antes del fin del mandato del presidente Enrique Peña Nieto, en el 2018.

"Yo lo esperaría, sobre todo en servicios móviles", comentó.

El senador, un ex presidente del antiguo regulador de telecomunicaciones, la Comisión Federal de Telecomunicaciones (Cofetel), dijo que si no se logra ese objetivo, la reforma sería "un fracaso".

Muchos analistas se han mostrado escépticos respecto a la posibilidad de reducir significativamente el poder de mercado de Slim, argumentando que sus competidores deberían estar preparados para invertir grandes montos, pero algunos alegan que el tamaño y el poder de América Móvil hacen difícil grandes inversiones.

El IFT tiene entre sus primeras asignaturas declarar la dominancia de las grandes empresas del sector, un paso previo para poder aplicarles regulaciones más estrictas, algo que tendría que ocurrir a más tardar a principios del próximo año.

Pero Lozano dijo que sólo recomendaría la venta de activos por parte de América Móvil como un "último recurso".

"No nos pueden llevar al terreno de confiscarle bienes a Telmex. Eso sería muy peligroso como país", añadió.

El legislador dijo que la reforma eliminará cerca de un 80 por ciento de las estrategias legales que usan tanto Slim como Emilio Azcárraga, de Televisa, para contrarrestar las acciones de los reguladores.

Y expresó optimismo acerca de que el recientemente electo directorio del IFT, integrado por 7 comisionados, actuará independientemente y sin aceptar presiones.

"No tienen vinculación con ninguna de las empresas", dijo.