Archivo

Reducción parcial de aranceles, plantea Economía

06 febrero 2014 6:51 Última actualización 17 diciembre 2013 5:2

  [Hay sectores “sensibles” que se negocian en el TPP: Guajardo / Arturo Monroy] 


 
 
Ivette Saldaña
 
 

La Secretaría de Economía (SE) frenaría parcialmente la baja de aranceles de productos del sector textil, vestido y calzado programada para el 2014.
 

El titular de dicha dependencia Ildefonso Guajardo, dijo que evalúan con los industriales la reducción arancelaria considerando que no es momento de bajarlos ahora que se negocia la apertura de estas industrias “tan sensibles” en el Acuerdo de Asociación Transpacífico (TPP, por sus siglas en inglés).
 
 
“En el caso de químicos se redujo la lista, pero se le va a dar un refrendo a la protección, y en el caso de textil-vestido también porque no podría anticiparse una reducción de aranceles cuando es parte de lo que se negocia en el TPP", afirmó en breve entrevista.
 

El gobierno federal inició el primero de enero del 2009 un proceso de reducción arancelaria bajo el argumento de que México tenía impuestos a la importación por arriba de los países más competitivos. En ese año 7 mil 815 fracciones quedaron con arancel cero.
 

En 2010 y en los años sucesivos, se continuó con la desgravación de aranceles. El 24 de noviembre del 2012 se anunció otra nueva disminución para 480 fracciones arancelarias –165 del sector industrial y 315 del agrícola—con esas reducciones el arancel promedio del sector industrial quedó en 4.23 por ciento el agrícola en 18.9 por ciento.
 
 
Para 2014 estaba pendiente el reducir aranceles a 81 fracciones del sector textil-vestido y 13 del calzado, para hacer un total de 94 fracciones; sin embargo el 31 de diciembre de 2012, un día antes de que se diera la baja, la administración actual dio marcha atrás a la decisión del sexenio anterior y postergó la decisión hasta el próximo año.
 

Hace unos meses la Secretaría de Economía comenzó a evaluar si debería de darse o no esa baja y detectó que habría mayor vulnerabilidad en algunas fracciones, aunque en otras se podría seguir con el proceso de desgravación que se planeó desde el sexenio pasado.
 

Guajardo aseguró que la baja de aranceles se puso en la mesa de diálogo en la que participan autoridades e industriales, además de que cualquier decisión deberá de aprobarla la Comisión de Comercio Exterior (Cocex) y tendría que publicarse en el Diario Oficial de la Federación (DOF) antes de que termine el año.
 
 
De acuerdo con fuentes del sector, seguirá su curso normal la baja arancelaria del sector agropecuario, en la que se incluyen productos como papa, carne, despojos de ave, fructosa, glucosa, extractos de café, frijol, quesos, pavo, preparaciones lácteas, café, leche en polvo, pescados y mariscos, carne y despojos de pato, ganso y pintada, trigo, cacao, uvas frescas, entre otros productos.
 
 
Con la reducción arancelaria de 2014 para el sector agroalimentario el arancel promedio bajaría de 18.9 a 17.4 por ciento, y se tendría un arancel máximo de 150 por ciento, el cual lo tienen productos como la papa, carne y despojos de ave. La idea es que para el 2017 el arancel más alto sea de 75 por ciento, precisamente para esos productos.
 
 
Para el sector industrial de mantenerse la baja de las 94 fracciones arancelarias quedaría el arancel promedio en 4.10 por ciento, pero aún está por definirse el número de productos.