Archivo

Recursos de Oportunidades son usados para chatarra

12 febrero 2014 4:38 Última actualización 28 mayo 2013 8:45

[Archivo] Aumenta la diabetes entre población en condiciones de pobreza: expertos. 


 
Miriam de Regil
 
La diabetes en la población en condiciones de pobreza en México es hoy un problema que está creciendo y que requiere ser atacado con carácter de urgencia, advierten expertos.
 
Datos oficiales señalan que cada año en el país cerca de 90,000 personas pierden la vida a causa de este padecimiento. Sólo entre 2006 y 2012 la diabetes causó la muerte de alrededor de 500,000 personas. En ese lapso los casos de esta enfermedad aumentaron 30%.
 
Para Julieta Ponce, directora del Centro de Orientación Alimentaria de México, los alimentos con alta densidad calórica y la falta de ejercicio son factores que han contribuido en gran medida a que dicho fenómeno se desarrolle, pero además la alta ingesta de calorías que provienen de bebidas azucaradas juega un papel primordial.
 
"Ello es ya un problema de desarrollo social también, porque las comunidades marginadas reportan desde hace tiempo un alto consumo de estas bebidas al no tener agua potable".
 
Asimismo, los expertos alertan que a lo largo de la última década, en México ha disminuido de manera importante el consumo de frutas y verduras, y se ha incrementado el consumo de refrescos, al grado de ubicar al país como el segundo consumidor de refrescos del mundo, con un estimado de 152 litros al año por persona.
 
De acuerdo con Ponce existen datos que corroboran que la población en pobreza está consumiendo cada vez alimentos catalogados como chatarra.
 
"Un estudio que se realizó en Chiapas y Guerrero pudo constatar que 40% de los recursos obtenidos por las familias beneficiarias del Programa Oportunidades estaban siendo invertidos en alcohol, refresco y galletas.
 
El Instituto Nacional de Salud Pública encontró que en México, en el periodo 1999- 2006, la energía consumida proveniente de bebidas altas en energía, en las que el refresco representa un papel predominante, incrementó más del doble en adolescentes y se triplicó en los adultos.
 
"Los mexicanos nos hemos convertido en los mayores consumidores de refrescos en el mundo, a la vez que es una de las poblaciones con mayores índices de obesidad y diabetes, presentando una de las tasas de mortalidad por diabetes más altas a escala internacional", explicó Alejandro Calvillo, director del Poder del Consumidor.
 
Mal silencioso
 
"La diabetes es un mal que silenciosamente ha permeado nuestro país y sus consecuencias son mortales. Sin duda ello es el resultado de una falta de balance en nuestros hábitos alimenticios, lo cual puede prevenirse fácilmente", indicó Sarahi López nutrióloga de Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), quien además dijo que este problema está creciendo en comunidades de escasos recursos debido a que los alimentos (comida chatarra) hechos a base de harinas refinadas, grasas, azucares y carbohidratos de carbono simple, están más a la mano.
 
"Es una enfermedad crónica que se deriva principalmente en esta población debido a la alta ingesta de comida rápida. Desde hace tiempo las población de escasos recursos padece los embates de otro tipo de enfermedades debido a la transformación de su comportamiento, principalmente porque ahora consumen grandes cantidades de alimento chatarra, algo que antes no hacían", aseguró.
 
Ponce, por su parte, lamentó que en tiendas Diconsa, las cuales se ubican particularmente en comunidades pobres, se ofrezcan productos con alto contenido de azúcar, que no nutren a la población con mayores carencias nutricionales.
 
Lo preocupante, coinciden especialistas, es que esa transformación en la alimentación responde en gran parte al apoyo que reciben de programas públicos que idealmente deberían atender problemas de desnutrición.
 
"Las personas de escasos recursos son más vulnerables a la diabetes y a sus complicaciones y esto se da principalmente porque tienen menores ingresos, y en ocasiones los alimentos saludables son más costosos", complementó Frank Chalupka, profesor de la Universidad de Illinois en Chicago y director del Centro de Políticas de Salud del Instituto para la Salud, Investigación y Políticas Públicas.
 
Un estudio publicado en la revista científica British Medical Journal señala que la mala nutrición es la razón que explica la relación entre pobreza y un mayor riesgo de diabetes tipo dos, pues la pobreza durante la infancia aumenta el riesgo de sufrir resistencia a la insulina durante la edad adulta, el principal factor desencadenante de la diabetes.
 
 
Información proporcionada por El Financiero Diario.