Archivo

Recuperación económica y prosperidad en EU no van de la mano

10 febrero 2014 4:16 Última actualización 21 septiembre 2013 5:30

[Una familia promedio de hace 24 años ganaba más que una de 2012, según datos del censo. / Bloomberg]  


 
 
Bloomberg
 
Más estadounidenses siguieron aceptando compañeros de habitación o huéspedes que antes de la recesión, las mujeres tuvieron menos hijos y las personas siguieron asistiendo en masa a la universidad o la escuela para graduados como forma de demorar su ingreso al mercado laboral.


Estas son sólo algunas de las señales de una tibia economía estadounidense registradas el año pasado en nuevos informes de la Oficina del Censo que trazan el cuadro de un país que tiene dificultades para recuperarse plenamente de la peor recesión desde la Gran Depresión. Los datos muestran una recuperación geográficamente dispareja en la cual la clase media cae y, de acuerdo con la mediana de ingresos de los hogares, no está mejor que en 1989.


A menos que haya un avance significativo en los próximos años, esta vuelta atrás podría ser una divisoria de aguas en la historia de los Estados Unidos.


Hay una notable desconexión entre el crecimiento macroeconómico general y la prosperidad de los estadounidenses de ingresos medios y bajos”, dijo Jared Bernstein, ex economista jefe del vicepresidente Joe Biden que ahora es miembro senior del Centro de Prioridades Presupuestarias y Políticas de Washington. “No estamos hablando solamente de un grupo marginal que ha quedado atrás. Hablamos de la clase media en general”.


En medio de una economía todavía tambaleante, los demógrafos dicen ver algunas tendencias positivas, como un ligero aumento en la cantidad de personas que se mudan, aun cuando parecen reflejar el momento en que las cifras recogidas el año pasado, a tres años del inicio de la recuperación, tocaron fondo.


“Ninguno de los indicadores está cerca de donde estaba antes de la recesión, pero apuntan en la dirección correcta”, señaló William Frey, demógrafo sénior de la Brookings Institution de Washington.
 
Ingresos estancados
 
En un informe que se conoció esta semana, la Oficina del Censo dijo que el porcentaje de estadounidenses que vivía en la pobreza en 2012, el 15 por ciento, seguía cerca del nivel más alto en dos décadas y que el ingreso medio de los hogares estaba estancado.
 
Esos datos muestran que la expansión económica no ha llegado a la mayoría de la gente. El alza del precio de las acciones y las viviendas ayudaron a los más ricos, mientras que las personas de los niveles bajos y medios se enfrentan a un alto índice de desempleo y salarios retrasados.

En el caso de la clase media, ese informe mostró que el ingreso medio de los hogares de 51 mil 17 dólares en 2012 fue ligeramente inferior al registrado en 1989, una vez realizado el ajuste por inflación. Eso significa que una familia promedio de hace 24 años ganaba más que una de 2012.


El 10 por ciento superior de las personas con ingresos, aquellas con un ingreso familiar superior a los 114 mil dólares, recibió más de la mitad de los ingresos totales del país en 2012, según un trabajo de investigación actualizado publicado este mes por el economista de la Universidad de California en Berkeley, Emmanuel Saez. Es el porcentaje más alto desde que el gobierno comenzó a reunir datos en 1917.


El estudio, que utilizó datos preliminares de 2012, también reveló que los que conforman el 1 por ciento más alto de ingresos los vieron incrementados en un 31.4 por ciento desde 2009, cuando terminó la recesión, a 2012. El 99 por ciento inferior sólo tuvo un aumento del 0.4 por ciento en sus ingresos.