Archivo

Recuperación de sector vivienda en EU pierde aire en julio

07 febrero 2014 5:58 Última actualización 16 agosto 2013 9:5

[La construcción de nuevas casas se ve afectada por el alza en tasas de interés. / Reuters] 


 
Reuters
 
WASHINGTON.- Los inicios de construcciones de casas y permisos de edificación de Estados Unidos aumentaron menos de lo previsto en julio, sugiriendo que la subida de las tasas hipotecarias podría estar frenando el impulso del mercado inmobiliario.
 
El Departamento de Comercio dijo el viernes que los inicios de construcciones crecieron 5.9 por ciento, a un ritmo anual desestacionalizado de 896 mil unidades. Los inicios de junio fueron revisados al alza para mostrar un ritmo de 846 mil unidades en lugar de las 836 mil reportadas anteriormente.
 
Los economistas encuestados por Reuters esperaban una cifra de 900 mil unidades de inicios el mes pasado.
 
Los permisos para construir casas ascendieron 2.7 por ciento en julio, a un ritmo de 943 mil unidades. Los economistas esperaban un ascenso a un ritmo de 945 mil unidades.
 
"No es sorprendente dada la reciente subida de las tasas hipotecarias. Estamos viendo una situación en la que la recuperación de las viviendas está perdiendo algo de aire, dadas las tasas hipotecarias más altas", dijo Michael Hanson, economista de Bank of America Merrill Lynch en Nueva York.
 
"En este momento, el acceso a la vivienda no ha cambiado tanto sobre una base histórica. El acceso sigue alto, pero los fundamentos son menos favorables para los nuevos compradores que hace un par de meses", agregó.
 
Las tasas hipotecarias subieron ante la expectativa de que la Reserva Federal recortará sus compras de bonos de 85 mil millones de dólares al mes.
 
Los economistas prevén que el banco central estadounidense haga un anuncio sobre la reducción del estímulo en su encuentro de políticas del próximo mes.
 
Las cifras de la construcción residencial del mes pasado también podrían ser un reflejo de limitaciones en el suministro. Los constructores han estado quejándose de una escasez de mano de obra y materiales.
 
De todos modos, la construcción residencial sigue en un ritmo más firme y debería volver a contribuir al crecimiento económico este año.
 
Un reporte del jueves mostró que la confianza entre los constructores de casas unifamiliares se acercó en agosto al máximo en ocho años, con los constructores bastante optimistas sobre las perspectivas de las ventas en los próximos seis meses.
 
Si bien la construcción residencial sólo explica 3.1 por ciento del Producto Interno Bruto, las viviendas tienen un alcance mayor en la economía. Los analistas estiman que por cada vivienda unifamiliar construida, se crean al menos tres empleos que duran un año.