Archivo

Recorte podría dañar mercado laboral, alerta Rosengren

06 febrero 2014 3:50 Última actualización 04 enero 2014 12:29

    [El funcionario reiteró que es un error debido a que el desempleo sigue siendo demasiado alto y la inflación es muy baja. / Reuters] 


 
Reuters
 
Piladelfia.- Un funcionario del banco central de Estados Unidos reconocido por su postura moderada frente a la inflación instó nuevamente este sábado a la Reserva Federal a ser paciente a la hora de recortar su apoyo a la economía, en parte debido a los riesgos de producir daños permanentes al mercado laboral.
 
El presidente del Banco de la Reserva Federal de Boston, Eric Rosengren, estuvo en contra de la decisión adoptada por el banco central el mes pasado de reducir su programa de compras mensuales de bonos en 10,000 millones de dólares a 75,000 millones.
 
En un discurso en Filadelfia, reiteró que es un error debido a que el desempleo sigue siendo demasiado alto y la inflación es muy baja.
 
"Los funcionarios tienen la oportunidad de ser pacientes a la hora de retirar el estímulo, acelerando el proceso de lograr ambos elementos en el mandato dual de la Fed" de un máximo empleo sostenible y una inflación en torno a un 2 por ciento, sostuvo.
 
El desempleo en Estados Unidos ha caído desde un máximo de un 10 por ciento, posterior a la recesión financiera en el 2009, a un 7.0 por ciento en noviembre, mientras que la inflación sigue cerca de un 1 por ciento.
 
Rosengren no tiene derecho a voto este año en el comité de política bajo el sistema rotativo de la Fed.
 
El 18 de diciembre, la Fed citó un mercado laboral y un crecimiento económico más fuerte para reducir su programa de alivio cuantitativo, lo que equivale al comienzo del fin del mayor experimento de política monetaria en la historia.
 
Pero Rosengren, quien había dicho previamente que prefería esperar hasta marzo para recortar el estímulo, dijo este sábado que los riesgos de mantener la compra de bonos en 85,000 millones de dólares parecen pequeños en comparación a los de un aumento permanente en la cantidad de estadounidenses que no tienen trabajo.
 
"El fracaso de la política monetaria y fiscal a la hora de generar una recuperación rápida produce el riesgo de crear un problema de desempleo estructural de largo plazo debido a una severa desaceleración cíclica. Esta preocupación también subyace en mi negativa", dijo en una reunión de la American Economic Association.
 
Si bien el desempleo está en un mínimo de cinco años, la proporción de aquellos que han estado desempleados por más de seis meses sigue siendo alta, en casi un 40 por ciento de quienes no tienen trabajo.
 
"El desempleo de largo plazo tiene efectivos significativamente negativos para las personas y la economía -por ejemplo, cuando se atrofian las habilidades", agregó Rosengren.