Archivo

Recesión en EU, si cae en default

07 febrero 2014 3:45 Última actualización 04 octubre 2013 5:17

[Repercusiones mundiales con efectos catastróficos, advierten Tesoro y FMIE / Bloomberg] 


 
 

Eduardo Jardón / Clara Zepeda


 
 

El Departamento del Tesoro de Estados Unidos advirtió que si el país cae en incumplimiento de pagos, ante la ausencia de un acuerdo para elevar el techo de la deuda, se tendrían efectos catastróficos para la actividad económica.


 

La dependencia indicó que una suspensión de pagos podría dar lugar a una recesión similar o de mayor magnitud a la que se originó a raíz de la crisis financiera de 2008.


 

Esto, porque un default ocasionaría un congelamiento de los mercados crediticios, una fuerte depreciación del dólar y un repunte en las tasas de interés de Estados Unidos, lo que resultaría en una crisis financiera.


 

Jacob J. Lew, secretario del Tesoro de Estados Unidos, indicó en un reporte que el aplazamiento de un aumento en el techo de la deuda hasta el último minuto es precisamente lo que no necesita actualmente la economía.


 

“Nuestra nación ha trabajado duro para recuperarse de la crisis financiera de 2008 y el Congreso debe actuar ahora para subir el techo de la deuda antes de que la recuperación se ponga en peligro”, mencionó el funcionario.


 

De acuerdo con el documento, sólo la posibilidad de un incumplimiento podría generar turbulencia en los mercados y afectar la marcha de la economía.


 
Así, existen señales de que el debate actual está teniendo un impacto sobre las variables financieras, aunque estos movimientos son pequeños y se podrían revertir rápidamente.
 

El informe detalla que si los participantes en los mercados pierden la confianza en la buena voluntad en el gobierno de Estados Unidos para hacer frente a sus deudas, los efectos adversos que se observaron en el 2011 podrían reaparecer y disparar el rendimiento de los Bonos del Tesoro.


 

Dicho incremento elevaría el costo de financiamiento de la deuda y empeoraría la actual situación fiscal.

 


 
 

Cuenta regresiva


 
 

El Departamento del Tesoro estima que medidas extraordinarias le han permitido pedir prestado fondos adicionales sin rebasar el límite de la deuda.


 

Sin embargo, la dependencia estima que la capacidad de seguir endeudándose con estas medidas se agotará a más tardar el 17 de octubre, y el gobierno contará a esa fecha con sólo 30 mil millones de dólares. Calcula que entre el día 22 y finales del presente mes se agotarán completamente las posibilidades de seguir endeudándose y los fondos disponibles.

 


El techo de la deuda está actualmente en 16 billones 699 mil millones de dólares.

 


Se estima que al cierre de este año los pasivos de la mayor economía del mundo sumarán 17 billones 249 mil millones de dólares, equivalentes a 106.5 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB), su nivel más elevado desde 1947. El documento del Departamento del Tesoro destaca que la incertidumbre entorno al techo de la deuda hace dos años ocasionó cicatrices duraderas en los mercados, que se reflejaron en caídas en los precios de las acciones y alzas en las tasas de interés.

 


Durante agosto de 2011 la calificadora de riesgos Standard & Poor’s (S&P), recortó la calificación de la deuda soberana de Estados Unidos de “AAA”, la máxima nota, a “AA+”.

 


En tanto el presidente Barack Obama señaló que no cederá a ninguna demanda de los republicanos como condición para autorizar el techo de la deuda.

 


Luis Téllez Kuenzler, presidente de la Bolsa Mexicana de Valores (BMV), confió que el problema político en Estados Unidos se va a resolver.

 


“El tema estadounidense es muy delicado y va a tener que resolverse. Pero mientras más se tarden, más afectaciones a la economía y a los mercados financieros habrá; es decir, será más grave mientras pase más tiempo”, concluyó Téllez en conferencia de prensa.

 


Ayer los mercados ligaron su segunda caída consecutiva, donde el Dow Jones bajó 0.90 por ciento y la Bolsa Mexicana de Valores perdió 1.11 por ciento.