Archivo

¿Quiénes compran en el Buen Fin?

01 febrero 2014 9:39 Última actualización 14 noviembre 2013 19:41

[Existen dos perfiles de consumidores y están relacionados con el modo en que gastan su dinero y cómo aprovechan las ofertas / Cuartoscuro]


 
Darinka Rodríguez
 
A unas horas de que se lleve a cabo la iniciativa de ofertas y descuentos de El Buen Fin en alrededor de 73 mil 259 puntos de venta tan sólo en la capital del país, de acuerdo con cifras de la Cámara Nacional de Comercio, Servicios y Turismo de la Ciudad de México, los compradores ya tienen lista la cartera y los medios de pago para disfrutar las condiciones dispuestas para fomentar el consumo.
 
Sin embargo, aunque muchos gasten, no todos lo hacen de la misma forma.
 
Existe una atmósfera que determina la incentivación de compras en el Buen Fin”, indicó el Gabriel Zaldívar, director del departamento de Mercadotecnia y Negocios Internacionales del Instituto Tecnológico de Estudios Superiores de Monterrey (ITESM) campus Estado de México.
 
Según el académico, el perfil de los consumidores de este fin de semana en general corresponde al sector socioeconómico de la clase media a media-alta, aunque “no hay sector que no se deje atrapar por el sentido de pertenencia, pues la Navidad se rodea de un sentimiento que atrapa” afirmó.
 
En torno a su gestión y manejo del dinero, para Esteban Kockovic, coach especialista en finanzas personales y desarrollo humano, existen dos perfiles que se despliegan en torno a las ofertas del Buen Fin. “En la medida en que puede hacer que las personas se vean orientadas a consumir, es como van a realizar sus gastos” aseguró.
 
A) El Ahorrador. Este es el tipo de consumidor que tiene guardado un ingreso para realizar sus compras.  “Está ligado a una necesidad psicológica de sentir seguridad” indicó el coach. Este tipo de perfil no es tan sensible a una oferta, pues para que realmente pueda acceder a ella necesita un descuento mucho más alto que justifique el desembolso de su dinero. El gasto que realiza normalmente está planeado y es un consumo justificado altamente.
 
Por su parte, Zaldívar señala que este perfil evalúa racionalmente las ofertas y compara los precios en cada uno de los establecimientos antes de realizar una compra.
 
B) El gastador. Es aquél que busca la satisfacción a corto plazo por la posesión de un objeto. “Aun incluso cuando muchos gastadores regresen el producto al no poder pagarlo, su necesidad está muy enfocada en el corto plazo” indicó Kockovic.
 
Para Zaldívar, este es el tipo de consumidor que es altamente emocional al momento de hacer una compra. “La Navidad se rodea de un sentimiento que atrapa y que le pega por lo emocional” señaló. “Busca una autorrealización a través del consumo que no deja de ser ficticio” aseguró Kockovic.
 
Sin embargo, en el consumo las cosas no son blancas o negras, sino que también existe un matiz de grises. Según datos de la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) en las dos ediciones anteriores del Buen Fin, los productos más comprados fueron ropa y calzado (42.8 por ciento en 2011 y 30 por ciento en 2012), seguidos de aparatos electrónicos (14.2 y 21.7 por ciento, respectivamente) y alimentos y bebidas (12.5 y 15.1, en el mismo orden).
 
Antes de realizar una compra, el académico del ITESM recomienda hacerse algunas preguntas y al final decidir si se saca la cartera y se hace el cargo.
 
-¿Este es el mejor precio que he encontrado?
 
-¿De verdad necesito este artículo o sólo estoy contagiado por ese sentido de pertenencia y de estar in en el Buen Fin?
 
-¿Voy a pagar con efectivo y me voy a descapitalizar o voy a usar la tarjeta de crédito o compras a meses sin intereses adquiriendo deudas de largo plazo?