Archivo

Quedó atrás la época de los acuerdos bilaterales

12 febrero 2014 4:42 Última actualización 25 mayo 2013 9:29

 [Bloomberg] INFORME ESPECIAL. México cuenta con 12 TLC con 44 países que deberán revisarse; también deberán buscarse nuevos frentes. 


 
Ivette Saldaña
 La época de los Tratados de Libre Comercio (TLC) bilaterales quedó atrás. Ahora, tras años de ‘impasse’ en las negociaciones de la Organización Mundial de Comercio (OMC), hay reacomodos hacia una nueva arquitectura del comercio mundial.
  Es el momento de la conformación de bloques comerciales, de acuerdos plurilaterales, de la renegociación o de la revisión de algunos de los que ya se tienen, plantean especialistas.  México no puede quedarse atrás en la construcción de zonas económicas importantes y de gran influencia, plantea el presidente de la Asociación de Importadores y Exportadores de la República Mexicana (ANIERM), Luis Roberto Abreu.  Consciente de esa situación, el gobierno mexicano trazó una agenda comercial en la que le sigue los pasos a Estados Unidos, al integrarse a las negociaciones del Acuerdo de Asociación Traspacífico (TPP, por sus siglas en inglés) y busca incorporarse a las negociaciones de nuestro vecino del norte con la Unión Europea, pero hasta el momento la respuesta ha sido negativa.  Nuevos frentes Por lo pronto, nuestro país se movilizó para profundizar los alcances del Tratado de Libre Comercio Unión Europea-México (TLCUEM), explicó el subsecretario de Comercio Exterior, Francisco de Rosenzweig.  En América Latina, México busca tener un liderazgo y creó junto con Colombia, Chile y Perú, naciones con las que ya tiene un TLC, la Alianza del Pacífico, a la que pronto se integrará Costa Rica; mientras que en Centro América participa en un TLC único con El Salvador, Guatemala, Honduras, Costa Rica y Nicaragua.  México cuenta con 12 TLC con 44 países. El de mayor relevancia ha sido del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) con Estados Unidos y Canadá, el cual, de acuerdo con funcionarios y empresarios necesita revisarse y actualizarse, porque después de casi 20 años de estar en vigor ha quedado rebasado e incluso se necesitarían incorporar nuevos temas.  En el camino se abrirán nuevos frentes, como la expansión del Acuerdo de Complementación Económica de Brasil y otros acuerdos que quedaron pendientes, entre ellos con Corea.  Profundizar el TLCAN  En los casi 20 años de vigencia del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), es claro que hace falta profundizar en la integración entre México y Estados Unidos para facilitar el tránsito fronterizo, disminuir costos de transacción en el proceso de intercambio de mercancías y de integración de las cadenas de valor global, aseguró el secretario de Economía, Ildefonso Guajardo Villarreal.  Hay tareas que debieron haberse hecho hace 20 años, como fortalecer los mecanismos que garanticen la competencia económica y de la región, porque en 1994 América del Norte realizó 20 por ciento del total de las exportaciones de todo el mundo y actualmente sólo 13 por ciento, dijo Guajardo Villarreal.  Canadá, México y Estados Unidos deben trabajar como región, porque juntos son más competitivos, comentó Jaime Serra Puche, al considerar que en bloque bajan los costos de transacción y se complementan necesidades y carencias.  Serra Puche, quien encabezó las negociaciones del TLCAN en 1992 y que fue firmado en 1993 para entrar en vigor en 1994, citó como ejemplo que en América del Norte tenemos la ventaja de que es más barato el gas y los energéticos. Hay complementariedad en la producción de frutas, vegetales, granos y cereales; los dos primeros se producen en México y los dos segundos en Canadá y Estados Unidos.  La mano de obra mexicana es más barata que en los otros dos países, pero hace falta trabajar en una agenda de movilidad y migración, como serían acuerdos de trabajadores temporales y hacer más fácil la entrada y salida de México a Estados Unidos.  Acuerdo Trasatlántico, pacto complejo El Acuerdo Trasatlántico de Comercio e Inversión (Trasatlantic Trade and Investment Partnership - TTIP), entre Estados Unidos (EU) y la Unión Europea (UE) se presenta como el gran bloque a conformarse y en el cual debe participar México para no perder sus preferencias ni ventajas arancelarias, afirman especialistas en comercio exterior.  En junio comenzarán las negociaciones entre EU y la UE. De conformarse ese tratado, representará 50% del Producto Interno Bruto Mundial y el 11.8% de la población mundial.  Se trata de un convenio que implica un diálogo complejo y al que México solicitó incorporarse sin aún tener una respuesta favorable, de acuerdo con el subsecretario de Comercio Exterior, Francisco de Rosenzweig.  Información proporcionada por El Financiero Diario.