Archivo

Qué tanto se notan ya los ajustes de precios

04 febrero 2014 5:48 Última actualización 03 enero 2014 5:49

 [Hay reclamos y molestias por los nuevos gravámenes. / Bloomberg] 


 
Pablo Chávez / Isabel Becerril
 
 

Tras las fiestas decembrinas llegó la realidad de enero, traducida en reclamos y molestias de los consumidores ante los ajustes al alza en algunos productos.
 
 
A pesar de que la autoridad, a través de los medios de comunicación, estuvo alertando del alza en los precios de ciertos productos, principalmente refrescos, botanas, dulces de leche y alimentos para mascotas, muchas personas “se vieron sorprendidas” con los nuevos precios.
 
 
Durante un recorrido realizado por EL FINANCIERO en una tienda departamental, ubicada en la colonia San Rafael, se constató el reetiquetado en muchos de los productos que a partir de este pasado 1 de enero registraron incremento derivado de la miscelánea fiscal, aprobada por el Congreso de la Unión el año pasado.
 
 
Fue así como el refresco marca propia –Aurrerá- de tres litros tenía un precio de 9.9 pesos, mientras que la marca Red Cola de 3.3 litros su precio fue de 18.70 pesos; en tanto los Jarritos de dos litros cuesta 12.8 pesos.
 
 
Mientras que los refrescos de 600 mililitros –de los más demandados- los nuevos precios oscilaban entre los 10 pesos por unidad, incluyendo a los llamados refrescos “light”.
 
 
Es así como el Yoli de limón se vende en 10 pesos, el Mundet de manzana en 8.50, la Mirinda en 8.80, la Pepsi en 9 y la Coca y Coca Zero en 10 pesos; mientras que los refrescos en lata de las dos marcas importantes de cola se expenden en 8 pesos y el refresco light en 8.20 pesos.
 

De acuerdo con Miriam Vázquez, dueña de la tienda “Servimax”, ubicada en la colonia Anáhuac, los clientes se quejaban por estos “nuevos precios”, pues durante el año pasado muchos de estos productos ya habían registrado aumentos hasta en dos ocasiones.
 

Incluso productos como el garrafón de 20 litros de agua aumentaron un peso, así como en los kilos de jamón, queso y longaniza, los cuales no venían incluidos en la reforma hacendaria, denunció Vázquez.
 
 
 
Golpe al poder de compra
 
 
Gerardo Cleto López Becerra, presidente de la Cámara de Comercio, Servicios y Turismo en Pequeño de la Ciudad de México, advirtió que las alzas de los precios en los productos de consumo popular, más los del gas, gasolina y de electricidad, provocarán que una familia compuesta por 5 miembros tendrá que gastar unos 850 pesos más por mes, lo cual representa un decremento del más del 10 por ciento, en su poder de compra.
 

Aclaró que dichas alzas no son responsabilidad de los pequeños comerciantes, sino que fueron establecidas por las autoridades hacendarias, como por los diputados y senadores, quienes estuvieron de acuerdo con los ajustes en los impuestos de estos productos, con la supuesta finalidad de castigar el precio y reducir el consumo, de estos mercancías, que son consideradas como “engordantes”.