Archivo

¿Qué esperan los mercados para el 15 de enero?

06 febrero 2014 3:44 Última actualización 14 enero 2014 21:27

 [En EU se se dará a conocer el índice de precios al productor de diciembre / Reuters]


 

F. Sánchez / E. Mariano / E. Rojas
 

La jornada de media semana en los mercados financieros contará con un poco de información, aunque no tan relevante en lo que respecta a los indicadores económicos.
 

Considerando el dato apenas favorable de las ventas minoristas publicado ayer en Estados Unidos, y el repunte que tuvieron los mercados accionarios y las tasas de interés de los bonos del Tesoro, al parecer a los inversionistas les preocupa más en estos momentos el dinamismo de la economía, que un incremento en el monto del recorte al programa de relajamiento monetario de la Fed.
 

Por lo pronto, para este día se dará a conocer en Estados Unidos el índice de precios al productor de diciembre, se anticipa un incremento de 0.3 por ciento, luego de una reducción de 0.1 por ciento. Considerando la versión core, se prevé un aumento de 0.1 por ciento, igual al anterior de 0.1 por ciento. También se divulgará el índice de manufacturas de la región de Nueva York para enero, se calcula un aumento a 3.5 unidades, desde 1.0 punto marcado en diciembre.
 

Por último, se difundirá el reporte económico de la Fed, conocido como Libro Beige, el cual sirve de base para la definición de la política monetaria.
 

También habrá algunos reportes trimestrales importantes: Bank of America Corp, CSX Corp, y Kinder Morgan Inc.
 
Este día tendrán participaciones un par de representantes regionales de la Fed, Charles Evans de la Fed de Chicago, hacia las 11:50 de la mañana hora de México, esto en Coarlville, Iowa. A las 16:20 horas se tiene previsto un discurso de Dennis Lockhart, de la Fed de Atlanta, en esa misma ciudad.
 
En otros continentes, únicamente en Europa se conocerá el saldo de la balanza comercial de la Eurozona a noviembre.
 

Apoya Plosser mayor recorte de compra de bonos de la Fed
 
Para Charles Plosser, presidente de la Reserva Federal de Filadelfia, los responsables de la política monetaria de su país deberían acelerar el recorte de los estímulos anunciado el mes pasado, al tiempo que desestimó que la caída de la tasa de desempleo a menos de 6.5 por ciento contribuya en un aumento de las bajas tasas de interés.
 

"Si el banco reduce en 10 mil millones de dólares sus compras mensuales de bonos del Tesoro y títulos hipotecarios destinados a sostener la economía, la Fed podría concluir con su política no convencional a fines de 2014", estimó Plosser, integrante con voto del Comité de Política Monetaria (FOMC) este año.
 
"Mi preferencia sería que concluyéramos las compras más pronto", enfatizó Plosser, remarcando que la decisión tomada a mediados de diciembre es "un paso en la dirección correcta".
 
Este mes la Fed inició la reducción de sus compras mensuales de bonos, a sólo 75 mil millones de dólares desde su anterior marca de 85 mil millones, con la expectativa de concluirlos al final de este año a inicios del siguiente.
 
Desde la perspectiva de Plosser, la Fed aún "enfrenta retos considerables para normalizar la política" monetaria; incluso, desestimó que las bajas tasas de interés vayan aumentar inmediatamente en caso de que tasa de desempleo disminuya a menos de 6.5 por ciento, desde su actual nivel de 6.7 por ciento.
 
"No hay una certeza de que la tasas de interés vayan a aumentar solo porque la tasa de desempleo disminuya a menos de 6.5 por ciento, incluso, creo que las tasas seguirán cerca de cero por un largo periodo más", valoró Plosser.
 
El alto funcionario también enfatizó que el tamaño del balance de la Fed, que aumentó a cuatro billones de dólares con estas compras de activos, "deberá ser reducido y volver a ser un portafolio exclusivamente de bonos del Tesoro".
 
Informe económico de la Fed
 
Respecto al contenido del informe conocido como Beige Book, se esperan pistas sobre cuál podría ser el próximo movimiento de política monetaria. En el documento, es posible que se reconozca que la recuperación sigue su marcha, aunque todavía con algunos claroscuros.
 

De ser así, podría aumentar la probabilidad de que se pueda anunciar una nueva reducción en la compra de bonos.