Archivo

Putin inicia inspección de Juegos de Invierno vestido de esquiador

06 febrero 2014 3:45 Última actualización 03 enero 2014 11:54

 [Valdimir Putin visitó Sochi a 5 semanas de que empiecen los Juegos Olímpicos de Invierno. / Reuters / Archivo] 


 
Reuters
 
 
El presidente de Rusia Vladimir Putin comenzó a inspeccionar este viernes los recintos donde se realizarán los Juegos Olímpicos de Invierno en el centro turístico de Sochi, cinco semanas antes del inicio de este certamen deportivo, el cual ha sido criticado por grupos de derechos humanos y ha generado preocupaciones por probables ataques islamistas.
 
 
En imágenes difundidas por el canal de televisión estatal Rossiya-24, Putin, de 61 años, aparece esquiando con lentes oscuros y casco. En el lugar, el mandatario y el primer ministro Dmitry Medvedev se reunieron con atletas e inspeccionaron los hoteles de la zona.
 
 
Un portavoz afirmó que Putin inspeccionará todos los recintos olímpicos "a detalle" durante los próximos días. De igual forma, dijo, observará un ensayo de la ceremonia de apertura.
 
 
El éxito o fracaso de los Juegos Olímpicos de Invierno será gran parte del legado de Putin, quien se ha identificado estrechamente con el proyecto de 50 mil millones de dólares desde que viajó a Guatemala en el 2007 para persuadir a los dirigentes olímpicos a otorgar a Sochi la organización de este evento.
 
 
Los preparativos para el evento han estado marcados por problemas recientes. Dos atentados con bomba acabaron con la vida de 34 personas esta semana en Volgogrado, a unos 700 kilómetros al noreste de Sochi, destacando la amenaza de insurgentes islamistas que han prometido interrumpir los Juegos. Mientras tanto, el Comité Olímpico Internacional (COI) confía en la capacidad de las autoridades rusas para brindar seguridad a los asistentes
 
 
El gobierno de Rusia ha recibido fuertes críticas por su historial de derechos humanos y por una ley que prohíbe la difusión de "propaganda homosexual" entre menores, algo que activistas y gobiernos occidentales consideran como violatorio de las libertades básicas. 
 
 
En una medida para mitigar las críticas antes de los Juegos, Putin dejó en libertad el mes pasado a través de una amnistía a varios de los presos más conocidos del país: el exmagnate petrolero Mikhail Khodorkovsky y a dos miembros del grupo punk femenino Pussy Riot.