Archivo

Protestas por Metro en DF, diferentes a las de Brasil: especialistas

06 febrero 2014 7:2 Última actualización 13 diciembre 2013 5:40

 [Descartan que existan escenarios similares / Édgar López / El Financiero]


 
 
Rosalía Servín Magaña
 

Las manifestaciones de inconformidad mostradas por algunos capitalinos ante el alza del Metro, palidecen no sólo respecto a otras inconformidades locales y del país, sino a otras protestas similares, como la acontecida en Brasil, donde las movilizaciones por el alza del transporte alcanzaron tales niveles, que la medida fue revocada.
 

De acuerdo con el académico de la Facultad de Psicología de la UNAM Manuel González Oscoy, aunque las mayores muestras de insatisfacción se verán este viernes, y quizá unos cuantos días más, no se logrará dar marcha atrás a la decisión tomada.
 

Seguirán las manifestaciones, pero de ahí a que llegue a extenderse como ocurrió en Brasil, es difícil, porque las circunstancias son diferentes”, afirmó el especialista.
 

Cabe recordar que hace unos meses, los brasileños sacudieron a su gobierno, cuando ante el aumento de 20 centavos al transporte, dio inicio una de las mayores movilizaciones sociales que se extendieron por todo el país, causando bloqueos de carreteras, violencia policial, heridos y otra serie de amenazas, que obligaron al gobierno a ceder.
 

Al respecto González Oscoy argumentó que lo que hizo la diferencia en Brasil, fue que, además de mostrar una recuperación económica y grandes expectativas de participación mundial --con las Olimpiadas y el Mundial--, hubo un reposicionamiento de su papel a nivel internacional, que lo mantenían en los ojos del mundo, lo que dio una ventaja a su población en desacuerdo, cuyas acciones finalmente provocaron una respuesta del gobierno.
 
Sobre el tema Agustín Pérez Méndez, jefe de la Academia de Finanzas de la Universidad Panamericana, comentó que en Brasil el tema fue delicado, toda vez que el país estaba –y está-- gastando demasiado para los próximos eventos deportivos.
 

En Grecia se siguen lamentando por los gastos fuera de control y es lo que la gente observa, así como el hecho de que las cosas no son balanceadas, pues a los que les quitan subsidios son a los que menos tienen”, dijo.
 

Y esto es algo de lo que está sucediendo en el DF, dijo Pérez, pues hay injusticias no sólo cuando le cobras a los que menos tienen, sino también cuando lo recaudado se va a manos del sindicato y a los hijos de los líderes para que “viajen en jets privados”, y dejan de lado el mantenimiento del servicio.
 
“La gente no ve que el gasto se ejerza de forma adecuada y ya no quiere pagar más. Menos cuando ven que hay gente que ni siquiera paga impuesto alguno.”