Archivo

Protestas anulan aumento de tarifas en Brasil

12 febrero 2014 4:33 Última actualización 19 junio 2013 6:48

  [Reuters]  


 
Agencias

Sao Paulo— Las dos mayores ciudades de Brasil revocaron el miércoles un aumento a las tarifas del transporte público, dijeron el gobernador de Sao Paulo, Geraldo Alckmin, y su par de Río de Janeiro, Eduardo Paes, después de las protestas más multitudinarias vistas en el país en 20 años.
 
Varias ciudades más pequeñas de Brasil ya habían suspendido el aumento de las tarifas.
 
El alcalde paulista Fernando Haddad y el gobernador del estado Geraldo Alackmin así lo anunciaron en una conferencia de prensa.
 
No estaba claro en principio el impacto que tendría este anuncio en las protestas que se han desatado en varias ciudades de Brasil, cuyos reclamos abarcaron mucho más que las tarifas del transporte público de pasajeros.
 
Las manifestaciones continuaban el miércoles en Niteroi, la ciudad hermana de Río de Janeiro, y en el noreste de Brasil.
 

 
Manifestantes bloquearon caminos en Sao Paulo y otros marcharon hacia un estadio en el que se juega un importante partido de fútbol en el noreste de Brasil, en una creciente ola de protesta contra los pobres servicios públicos, la inflación y otros problemas de la mayor economía de América Latina.
 
Tras más de una semana, las más importantes protestas en más de dos décadas continúa en las principales capitales estatales de Brasil y se han propagado a ciudades menores. Al principio se concentraron en Sao Paulo, Río de Janeiro y la capital, Brasilia, pero el jueves se esperaban actos en más de 70 ciudades de todo el país.
 
La policía en Sao Paulo, el punto focal de las marchas nacionales, arrestó a más de 63 personas luego que los manifestantes intentaran ingresar a la alcaldía, prendieran fuego a un puesto policial y rompieran ventanas.
 
"La gente tiene derecho a participar en protestas", dijo el alcalde de Sao Paulo, Fernando Haddad, durante una conferencia de prensa. No obstante, el edil criticó los desórdenes que han interferido con "el derecho a ir al trabajo, a llegar a los hogares".