Archivo

Proponen que dinero recaudado por impuesto a refrescos se destine a municipios

07 febrero 2014 3:46 Última actualización 08 octubre 2013 13:49

[La presidenta de la Conamm y delegada de la Magdalena Contreras propone gravar con 2 pesos cada litro de refresco / Cuartoscuro / Archivo] 


 
 
Redacción
 
  
El dinero que se recaude con el cobro de impuestos a refrescos y bebidas azucaradas debería ser destinado a los ayuntamientos de todo el país, principalmente a aquellos que hayan resultado afectados por las tormentas 'Ingrid' y 'Manuel', propuso la Conferencia Nacional de Municipios de México (Conamm).
 
 
La presidenta de la Conamm, Leticia Quezada, refirió que su propuesta consiste en gravar con 2 pesos cada litro de refresco, con lo cual, señaló, se recaudarían entre 22 y 24 mil millones de pesos, "eso sin contar con el ahorro en materia de salud al prevenir enfermedades como la obesidad y la diabetes".
 
 
"Sabemos que no sobran recursos para los ayuntamientos, más aún en este momento en que después del paso de las tormentas Ingrid y Manuel se han hecho 29 declaratorias de desastre natural para 527 municipios de 19 estados del país", agregó.
 
 
"Qué mejor que destinar esos ingresos extras a reconstruir la infraestructura de esos municipios, especialmente en materia de salud y servicios públicos", aseveró la también jefa delegacional en Magdalena Contreras.
 
 
Leticia Quezada apuntó la necesidad de erogar recursos para programas contra la obesidad, y subrayó la necesidad de "aumentar el acceso y disponibilidad de agua potable en zonas rurales, escuelas y espacios públicos".
 
 

La funcionaria comentó que además de fortalecer la capacidad recaudatoria de la federación en beneficio de los municipios, el impuesto de dos pesos por litro de bebida azucarada permitirá reducir el consumo de estos productos entre 20 y 26 por ciento.
 
 

Recordó que México es el primer consumidor de refrescos a nivel mundial, con 163 litros por persona al año, 40 por ciento mayor que el consumo de un estadounidense promedio (118 litros), lo cual está ligado al desarrollo de la obesidad y el sobrepeso.
 
 

"Es bien sabido que incluso en los municipios más pobres del país hay gente que desayuna con un refresco, y muchas familias priorizan su consumo por sobre otras cosas más nutritivas, lo que conlleva también a la desnutrición", advirtió.
 
 

La presidenta de la Conamm mencionó que las medidas fiscales a productos nocivos para la salud tiene efectos positivos en la población, pues se modifican patrones de consumo hacia alternativas más saludables.
 
 
 
Con información de Notimex