Archivo

Proponen manejo especial a residuos de pilas

12 febrero 2014 4:36 Última actualización 02 mayo 2013 8:38

[Bloomberg]  Requerirán un plan integral de tratamiento; serían enviadas a un confinamiento: López Moreno. 


 
Ivette Saldaña
 
 
Las pilas podrían dejar de ser un "residuo sólido urbano" y convertirse en "residuos de manejo especial" que requerirán un plan integral de tratamiento, en lugar de enviarse directamente a los tiraderos.
 
Sigue en discusión el tema, ya que hace dos días los diputados regresaron al Senado de la República los cambios de la iniciativa que data de 2008.
 
En un principio los senadores intentaron que las baterías que contienen cadmio, litio, manganeso, mercurio, níquel, plomo o zinc se trataran como "residuos peligrosos", pero la Cámara de Diputados aprobó cambios a la iniciativa de reformas a la Ley General para la Prevención y Gestión Integral de los Residuos para dejarlos como "residuo de manejo especial".
 
La Cámara baja incluyó en el dictamen las pilas como "residuo de manejo especial", una categoría en la que antes sólo estaban electrónicos y residuos de construcción, entre otros, explicó la presidenta de la Comisión de Medio Ambiente y Recursos Naturales de la Cámara de Diputados, Lourdes López Moreno, quien afirmó que "antes era un residuo urbano, como si tiraras una servilleta".
 
El cambio propuesto implica que la industria debe encargarse de las pilas usadas para llevarlas al confinamiento que determine la Secretaría de Medio Ambiente, pues aunque las pilas en lo individual no generan tanto residuo, "hay un efecto acumulativo (de los residuos químicos) que genera riesgo ambiental".
 
La legisladora del Partido Verde explicó que el plan para confinar los desechos correría a cargo de los productores, importadores, exportadores y distribuidores de pilas y baterías eléctricas, lo que costaría menos de 300 ó 200 millones de pesos, que es la cantidad que estimó la Secretaría del Medio Ambiente para el caso de manejo de "residuos peligrosos".
 
Con el dictamen aprobado en San Lázaro, la Asociación Mexicana de Pilas (Amexpilas) y su director ejecutivo, Tonatiuh R. García Aldana, evitaron que se consideraran desechos "peligrosos", aunque aún falta que pase en el Senado.
 
Pérdidas
 
De acuerdo con Amexpilas, de manejarse como residuos "peligrosos" el precio de las pilas desechables subiría entre 15 y 20%, lo que provocaría que los consumidores en lugar de pagar más por el producto original, comprarán pilas y baterías piratas, porque éstas se venden más baratas.
 
Así, la venta de esos productos (pirata) aumentaría de 40 a 60% en el mercado informal.
 
El gran problema es la cantidad de pilas pirata, que en verdad contaminan, aseguró el jefe de la Sección de Química Experimental y aplicada de la Facultad de Química de la UNAM, Benjamín Ruiz Loyola.
 
Consideró que las pilas hechas por la industria formal no tienen una cantidad tan grande de residuos peligrosos (manganeso, hidróxido de potasio, zinc, cobre, carbón, plomo, mercurio o cadmio); incluso, aunque una motoconformadora aplane la basura, las baterías no se deforman ni rompen.
 
El hecho es que existen pilas piratas que llegan de otros países y que no cumplen con la norma de residuos, y son cinco pilas piratas por cada diez que son altamente contaminantes, dijo Ruiz Loyola.
 
Son 600 millones de pilas desechables que al año se comercializan en el país, con un valor de 4,500 millones de pesos, según Amexpilas.
 
Las pérdidas para la industria, por la piratería, ascienden a 1,800 millones de pesos, de acuerdo con la valuadora Nielsen, refirió.
 
Por ello también se consideraría la emisión de una nueva Norma Oficial Mexicana para las pilas, a fin de regular la entrada de los productos importados, dijo la diputada.
 
Información proporcionada por El Financiero Diario.