Archivo

Proponen escindir a Homex

07 febrero 2014 5:58 Última actualización 12 agosto 2013 16:50

[Cuartoscuro] 




Claudia Alcántara

Ante el largo historial de malos resultados, la firma de inversionistas Beamonte, accionista de la desarrolladora de vivienda Homex, propuso dividir la empresa y crear una independiente conformada con la división de infraestructura y otra que se centre en la construcción de vivienda.

Mientras que para analistas financieros, la prioridad de la compañía debería ser concretar su reestructura financiera, antes de iniciar una escisión operativa, y recomendaron mantener la diversificación del negocio.

De acuerdo con Beamonte, los desafíos que enfrenta Homex son de carácter estructural, lo que hace a la empresa cada vez más difícil de manejar.

La firma añadió que la actual conformación operativa de la desarrolladora no es sustentable, por lo que no le da valor al accionista; tan sólo el precio de sus títulos pasó de 97 pesos en 2008 a 6.77 pesos en este año, equivalente a una caída de 93 por ciento.

“Beamonte cree que la estructura actual de Homex es cada vez más difícil de manejar. Homex ha quedado a la zaga de sus pares, ya que enfrenta diferentes necesidades, un rápido crecimiento en infraestructura contra un lento crecimiento en vivienda, lo cual crea un inherente conflicto en la asignación de sus recursos”, señala el libro blanco publicado por la firma de inversión.

Ante ello, la inversora propone la división de Homex en dos empresas, una de infraestructura y otra de vivienda, lo cual eliminaría la complejidad.

“Creemos que una separación creará un líder en infraestructura enfocado, cuyo múltiplo de comercio se revaluaría, ya que ofrece un crecimiento atractivo y las iniciativas de productividad”.

Los ingresos por división durante 2013 de Homex se ubican en 69 por ciento en la construcción de vivienda, 10 por ciento en cárceles y 21 por ciento en infraestructura.

Marco Medina, analista del banco Ve por Más, expuso que el punto primordial para Homex es consolidar un plan de reestructura con acreedores y recalendarizar sus adeudos y, dependiendo de ello, el siguiente paso podría ser llevar a cabo una reestructura corporativa.

Medina no coincidió con Beamonte en la idea de separar el negocio de infraestructura en una empresa independiente, debido a que ésta ha servido para detener el deterioro del segmento de vivienda.

“Sería un paso que yo consideraría un paso hacia atrás, porque este segmento ha tenido buena respuesta", comentó Medina.