Archivo

Propondrá cambio constitucional reforma energética de Peña Nieto

07 febrero 2014 5:55 Última actualización 06 agosto 2013 6:4

[Bloomberg]


 
 
Héctor Chávez
 
 
La iniciativa de reforma energética del presidente Enrique Peña buscará modificar los artículos 25, 27 y 28 de la Constitución para romper el monopolio de la industria petrolera nacional, de acuerdo con dos personas en conocimiento directo de la propuesta.
 
 
Peña Nieto propondrá a los legisladores el establecimiento de contratos de producción compartida en petróleo, de acuerdo con las fuentes que pidieron no ser citadas en virtud de que la iniciativa se presentará formalmente mañana.
 
 
Los contratos mayoritariamente serán administrados por reguladores gubernamentales, explicaron los informantes.
 
 
Consultados al respecto, tanto Presidencia como Pemex omitieron comentar.
  
 
La propuesta de Peña representaría la transformación más grande del sector desde 1938, cuando el entonces Presidente Lázaro Cárdenas adquirió para el estado los campos petroleros mexicanos controlados por compañías británicas y estadounidenses, y cambió el esquema energético nacional a uno controlado por el Gobierno.
 
 
La oposición representada por el Partido Acción Nacional presentó su propia iniciativa de reforma energética el 31 de julio, para abrir campos petroleros mexicanos a compañías privadas nacionales e internacionales, y también para romper el monopolio de generación y distribución de electricidad, actualmente bajo el control de la otra gran paraestatal: la Comisión Federal de Electricidad.
 
 
La propuesta del Partido Revolucionario Institucional, al que pertenece el Presidente Peña Nieto, no limitaría la posesión extranjera de proyectos petroleros y permitiría en México la competencia contra la CFE en venta de electricidad, de acuerdo con una de las fuentes.
 
 
El equipo del Presidente declinó comentar sobre el contenido de la iniciativa. Pemex, por su parte, no respondió a las solicitudes de comentarios transmitidas por teléfono y correo electrónico.
 
 
No obstante, la iniciativa llamó la atención de algunos analistas.
 
 
“Cuando hablas de cambiar la Constitución, la magnitud histórica de esa frase hará que mucha gente ponga atención”, expresó Jeremy Martin, del Instituto de las Américas, en La Jolla, California.
 
 
“Esto está muy cerca de la enchilada completa”, añadió.
 
 
Exxon Mobil, Chevron y Repsol han expresado interés por los campos petroleros mexicanos, los cuales, en julio de este año, registraron su nivel de producción más bajo para un mes en 18 años.