Archivo

Programa de quitas bancarias alcanza su monto más alto desde 2008

07 febrero 2014 5:54 Última actualización 14 julio 2013 19:44

 [Cuartoscuro]


Antonio Sandoval
 Entre enero y mayo del presente año la banca perdió 24 mil 147 mdp en aras de mantener bajos los niveles de morosidad; apoyo a créditos de nómina se disparan 171%

Mantener a raya los índices de morosidad no es gratuito para el sistema bancario nacional: entre enero y mayo la banca absorbió pérdidas de 24 mil 147 millones de pesos por su programa de quitas y castigos; se trata de la suma más alta para un periodo similar desde 2008, cuando se empezaban a sentir los primeros efectos de la crisis hipotecaria en Estados Unidos.

La cifra acumulada en los primeros cinco meses del año significa un incremento nominal del 37.9 por ciento respecto del mismo periodo de 2012, o bien, 6 mil 638 millones de pesos adicionales; en ambos casos se trata del mayor aumento en cinco años.

El dinero utilizado por el sistema bancario para el apoyo de sus usuarios de crédito y en aras de mantener bajos los niveles de morosidad, es equivalente al 13 por ciento de los ingresos por concepto de intereses que acumuló la banca entre enero y mayo del presente año: 187 mil 107.3 millones de pesos.

Al final del día, estos recursos significan un costo que impide disminuir las tasas de interés; ya que si bien los índices de morosidad son bajos en relación con otros sistemas bancarios, el apoyo en efectivo que se traduce en quitas a las deudas de los acreditados por parte de la banca nacional, ha crecido de un año para otro; de hecho, amenaza con alcanzar los niveles precrisis.

Aumento explosivo en varios rubros

De acuerdo con las cifras oficiales, prácticamente todos los rubros del crédito tuvieron aumentos en el apoyo prestado de parte de la banca comercial, para impedir que se incrementaran más los índices de morosidad.

Los créditos a la cartera comercial tuvieron un soporte de 2 mil 638 millones de pesos adicionales en los primeros cinco meses del año, lo que significa un crecimiento del 86.2 por ciento; dicho crecimiento se explica por el programa de quitas a los créditos para las empresas, en los que la banca absorbió reducciones por 2 mil 607 millones de pesos, 85 por ciento más que el año previo.

Los créditos al consumo siguieron la misma ruta, en este caso la banca erogó 4 mil 562 millones de pesos más para su programa de quitas respecto de lo reportado un año antes; el crecimiento nominal fue del 39.5 por ciento.

Dentro de los préstamos para el consumo destaca un rubro por su explosivo crecimiento crediticio en los últimos años, pero al mismo tiempo parece estarle generando a los bancos problemas de cobranza. Se trata de los créditos por nómina, la banca tuvo que asignar 2 mil 976 millones de pesos más respecto al año 2012 para el apoyo a los deudores, con una tasa de crecimiento nominal de 171 por ciento.

Es el crecimiento más importante en términos porcentuales, para un negocio bancario que se ha expandido en los últimos años, todo tiene un costo y claramente la banca lo ha pagado.

Se reportan tasas de crecimiento significativas en otros rubros, pero los montos son demasiado pequeños, tal es el caso de los créditos por operaciones de arrendamiento capitalizable con 107 por ciento de alza y los préstamos por adquisición de bienes inmuebles con un avance de 375 por ciento en el apoyo que ha brindado la banca mediante programas de disminución de las deudas.

Pese a la crisis en el sector viviendero durante el presente año, es de destacar el descenso de 585 millones de pesos en los programas de apoyo para este sector por parte de la banca nacional, lo que significa un retroceso del 20.1 por ciento.

Sin embargo, el monto canalizado está lejos de ser una cifra despreciable, entre enero y mayo las quitas para créditos a viviendas totalizaron 2 mil 322 millones de pesos.